"No puedo hablar con la gente" - SOLUCIONADO

"No puedo hablar con la gente" - SOLUCIONADO
Matthew Goodman

Incluimos productos que consideramos útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

"¿Por qué no puedo hablar con la gente? A veces parece que no puedo mantener una conversación con nadie. ¿Es normal y cómo puedo solucionarlo?".

Si no sabe cómo iniciar una conversación, de qué hablar o qué decir cuando su mente se queda en blanco, no está solo. Este artículo contiene estrategias prácticas que pueden ayudarle.

También hablaremos de las razones más profundas por las que puedes sentir que no puedes hablar con la gente.

Ver también: Cómo dejar de ruborizarse (técnicas, mentalidad, ejemplos)

1. Aprende a iniciar una conversación

Las conversaciones triviales pueden parecer insignificantes, pero son un primer paso fundamental para conocer a alguien y nos ayudan a entablar conversaciones más significativas más adelante. No hace falta que digas nada inteligente o profundo. Puedes memorizar algunas frases iniciales para distintas situaciones sociales, como el trabajo, las cenas o las reuniones en grupo.

Por ejemplo:

  • ¿De dónde es usted?
  • ¿En qué departamento trabaja?
  • ¿Cómo conoce al anfitrión?
  • ¿Ha oído lo último sobre [noticia de actualidad]?

Este artículo contiene docenas de temas de conversación.

También puede iniciar una conversación comentando algo de su entorno. Por ejemplo, ¿huele a café en el ambiente? ¿Hay un cuadro atractivo en la pared?

Otra buena estrategia es hacer una pregunta sobre la situación. Por ejemplo, si estás en la sala de descanso del trabajo, puedes preguntar a un compañero si sabe cómo funciona la máquina de café.

2. Utiliza las conversaciones triviales como puente hacia conversaciones más profundas

Para superar la fase de la charla trivial, haga preguntas de seguimiento y comparta algo sobre usted.

Utilice el método IFR para mantener una conversación equilibrada e interesante. IFR son las siglas en inglés de I nquire, F Siga, R alégrate.

Por ejemplo:

A ti: Me encantan las nuevas plantas de la oficina. Alegran el lugar.

A ellos: Sí, me gusta mucho el cactus en particular.

A ti: ¿Tienes cactus? [Consulta]

A ellos: Sí, solía cultivar algunas variedades diferentes.

A ti: Genial. ¿Cuál es tu variedad favorita? [Seguimiento]

A ellos: Cactus hibotan. Las flores son preciosas. Quedan muy bien en los alféizares de las ventanas.

A ti: Mi madre tenía unos cuantos cuando yo era pequeño. [Relate]

A continuación, puedes repetir el ciclo para que la conversación siga fluyendo:

A ti: ¿Siempre le han gustado las plantas? [Consulta]

En nuestra megaguía sobre cómo entablar una conversación te lo explicamos con más detalle.

3. Practicar y mantener el contacto visual

"No puedo mirar a la gente a los ojos cuando hablo con ellos, ¿qué puedo hacer?".

Ver también: Cómo unirse a un grupo de amigos existente

Prueba estas estrategias:

  • Mira la nariz, la boca o la barbilla de la persona si mirarla a los ojos te parece demasiado intenso o incómodo[].
  • Interrumpa la mirada cada 3-4 segundos. Los estudios demuestran que la persona media se siente cómoda con 3,2 segundos de contacto visual de un desconocido[].
  • Cuando interrumpa el contacto visual, asienta con la cabeza o haga un gesto. Esto parece más natural que simplemente apartar la mirada.
  • Mantén el contacto visual el 70% del tiempo cuando escuches a alguien y el 50% cuando hables[].
  • Cuando apartes la vista, no dejes que tu mirada se desplace de un lado a otro. Hacer movimientos bruscos con los ojos puede hacerte parecer sospechoso.

Lee esta guía para obtener más consejos sobre cómo establecer y mantener el contacto visual con confianza.

4. Considera el rechazo como una señal de que estás creciendo

El rechazo no siempre es malo. Puede doler, pero tiene un propósito importante: ayuda a filtrar a las personas que no son un buen partido para ti. Cada vez que te rechazan, eres libre de seguir adelante con otros posibles amigos y parejas. Reencuadra el rechazo como una señal de que estás asumiendo riesgos saludables en tu vida social. Date crédito por arriesgarte.

Otra forma de superar el miedo al rechazo es dejar de preocuparse tanto por lo que piensen los demás. En este artículo te explicamos cómo aceptarte a ti mismo, incluidas las partes que consideras defectuosas. Recuerda que la mayoría de las personas tienen algún tipo de inseguridad, aunque sepan disimularla.

5. Céntrate en la conversación y no en ti

"No puedo concentrarme cuando la gente me habla. Me meto tanto en mis propios pensamientos y preocupaciones que pierdo la noción de lo que dicen".

Si te centras en lo que los demás piensan de ti en lugar de en lo que están diciendo, puedes sentirte cohibido y paralizarte. Intenta centrarte en el contenido de la conversación[]. Puede ayudarte a sentirte menos ansioso y a que se te ocurran más cosas que decir.

Hazte preguntas sobre la otra persona y sus experiencias. Por ejemplo, supongamos que alguien te dice que está cansado porque se ha quedado hasta tarde viendo una película. Si te permites sentir curiosidad, podrías empezar a preguntarte cosas:

  • ¿Qué película estaban viendo?
  • ¿Cuál fue su parte favorita?
  • ¿Han visto otras películas del mismo director?

A partir de ahí, ya tienes varias preguntas preparadas, por ejemplo: "Genial. ¿Qué película era?" o "¿Cuál fue la mejor parte?".

6. Tener la misión de conocer a la gente

He aquí un ejercicio que puede ayudarle a centrarse en los demás: propóngase como misión conocer algo de las personas que vaya a conocer.

He aquí algunos ejemplos:

  • Saber qué le gusta a la gente de su trabajo
  • Saber de dónde es una persona y por qué se ha mudado
  • Saber qué le gusta hacer a alguien en su tiempo libre

Una misión como ésta puede ayudarte a sentir curiosidad por la gente y hacerles preguntas de una forma más auténtica que preguntar por preguntar.

Tener una misión puede darle un propósito a sus interacciones. Con un propósito, la interacción social tiende a sentirse menos incómoda porque sabe en qué dirección quiere llevar la conversación.

7. Mira más allá de la edad

"No puedo hablar con gente de mi edad. Estoy bien si alguien es mayor o menor que yo, pero hablar con mis iguales me llena de ansiedad".

Cuestiona cualquier suposición que hagas sobre la gente de tu edad. Por ejemplo, no a todos los veinteañeros les gusta beber mucho e ir de fiesta todo el tiempo. A algunos sí, pero muchos no se ajustan a los estereotipos populares. Probablemente quieras que te aprecien como individuo, así que extiende esa cortesía a los demás.

Intenta ver a todas las personas que conozcas como seres humanos con una historia única que contar, no como alguien que tiene una edad determinada. Si eres curioso y estás dispuesto a aprender, descubrirás que las reglas básicas de la charla y la conversación se aplican a todas las edades. La edad determina la experiencia vital de las personas, pero si buscas puntos en común y te diviertes socializando con ellas, puede que importe menos de lo que te imaginas.piensa.

8. Intenta no esconderte detrás de tu teléfono u ordenador

"No puedo hablar con la gente en persona, pero estoy bien por mensaje de texto. ¿Por qué?"

Cuando envías un mensaje a alguien, tienes tiempo de sobra para decidir qué decir. No tienes que interpretar su lenguaje corporal ni su tono de voz, lo que hace que la comunicación sea menos complicada. El inconveniente es que pierdes pistas importantes, como el tono de voz y la expresión facial[].

Las amistades en línea pueden ser estupendas, pero los mensajes de texto y de texto no sustituyen a una conversación en persona. Si quieres mejorar hablando con la gente en tiempo real, tienes que practicar en el mundo offline.

En lugar de entablar interminables conversaciones triviales por Internet, proponte quedar cara a cara. Si no es posible, al menos prueba a hacer videollamadas en lugar de comunicarte por SMS. Esto te ayudará a practicar la lectura de las señales no verbales y a mantener una conversación en tiempo real.

Razones subyacentes que podrían explicar por qué no puedes hablar con la gente

En el capítulo anterior, dimos algunos consejos sobre cómo hablar con la gente. En este capítulo, trataremos las razones subyacentes que pueden dificultar el diálogo con la gente:

1. ¿Padece trastorno de ansiedad social (TAS)?

Si hablar con la gente le aterroriza, es posible que padezca TAE. Puede obtener más información sobre esta enfermedad y realizar una prueba de detección aquí. El TAE se denomina a veces "fobia social".

Exponerte gradualmente a situaciones cada vez más difíciles puede reducir tu ansiedad. Haz una lista de las situaciones sociales que te ponen nervioso y ordénalas de menor a mayor intimidación. Ve subiendo poco a poco en la escala.

Por ejemplo, los primeros puntos de la lista podrían ser algo parecido a esto:

  1. Establecer contacto visual con un desconocido
  2. Sonreír a un desconocido
  3. Saluda a un dependiente o a un camarero
  4. Sonreír y decir "buenos días" a un colega

La autoayuda puede funcionar bien para el TAE, pero algunas personas necesitan un terapeuta que las guíe. Intente encontrar a alguien que ofrezca terapia cognitivo-conductual (TCC). Las investigaciones demuestran que es muy eficaz para este trastorno[].

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz clic aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).

2. ¿Padece algún trastorno del espectro autista (TEA)?

Si padeces TEA, es posible que te sientas excluido o confuso en situaciones sociales, lo que te hace reacio a intentar hablar con la gente. La ansiedad social y el TEA suelen ir de la mano[].

Las personas con TEA a menudo:

  • Le cuesta entender lo que piensan y sienten los demás.
  • Hablar de una serie limitada de temas que les interesan
  • Le cuesta turnarse en una conversación
  • Interpretar las frases literalmente
  • Tienen problemas para hablar de sus sentimientos
  • Tiene problemas para establecer contacto visual

Si estos problemas le suenan, lea más sobre el TEA y realice una prueba de detección gratuita aquí.

Consulta nuestra guía sobre cómo hacer amigos si tienes síndrome de Asperger. También puede resultarte útil el libro "Mejora tus habilidades sociales", de Daniel Wendler. (Divulgación: No se trata de un enlace afiliado. Daniel Wendler es miembro de nuestro consejo de revisión).

Daniel tiene síndrome de Asperger y comprende las dificultades sociales que conlleva el TEA.

3. ¿Podrías tener Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)?

Las personas con TDAH pueden tener dificultades para seguir lo que dicen los demás y mantener una conversación equilibrada.

Si tienes TDAH, podrías:[]

  • Desconectar cuando hablan los demás
  • Habla tan rápido que los demás no puedan seguirte
  • Monopolizar la conversación
  • Interrumpir a la gente
  • Inquietarse o moverse durante las conversaciones
  • Parecer aburrido o distante
  • Ser muy sensible al rechazo; esto se conoce como "Disforia Sensible al Rechazo"[]

El TDAH no es raro; el 13% de los hombres y el 4,2% de las mujeres serán diagnosticados de él en algún momento de su vida[].

No hay cura, pero la mayoría de las personas con TDAH pueden aprender a controlar sus síntomas y mejorar sus habilidades sociales. La medicación puede ser muy útil. Realice esta prueba de detección y hable con su médico si los síntomas aquí enumerados le suenan.

4. ¿Te han acosado alguna vez?

Las investigaciones demuestran que los adultos que sufrieron acoso de niños tienden a tener problemas para hacer amigos y entablar relaciones[] Si alguna vez te han acosado o te han excluido de un grupo social, es posible que sientas que no vas a gustar a los demás o que no te van a aceptar, que seas reacio a confiar en ellos y que optes por retirarte de las situaciones sociales para protegerte.

Fomentar la autoestima y un fuerte sentimiento de identidad también puede deshacer los efectos dañinos del acoso escolar.[] Puedes aumentar tu autoestima:[]

  • Aprender a hablarse a uno mismo con más amabilidad
  • Centrarse en lo que se ha hecho bien
  • Dominar una nueva habilidad o afición
  • Ayudar a los demás y contribuir a la comunidad
  • Pasar más tiempo con personas que te hacen sentir positivo

La lectura de libros prácticos sobre la autoestima también puede ayudar. He aquí nuestra lista de los mejores libros sobre la autoestima.

6. ¿Es usted introvertido?

Los introvertidos no son necesariamente tímidos o solitarios, pero como socializar agota su energía, hablar con otras personas puede parecer que no merece la pena.

Si eres introvertido, es posible que no te gusten las charlas triviales porque prefieres mantener conversaciones profundas y significativas a discutir asuntos triviales. Esta preferencia puede ponerte en desventaja porque las charlas triviales son la forma en que la mayoría de la gente se calienta socialmente.

Intente aceptar las conversaciones triviales como una costumbre social que sienta las bases para entablar relaciones significativas. Aquí tiene más consejos sobre cómo entablar conversación siendo introvertido. Con la práctica, conseguirá pasar de las conversaciones triviales a otras más interesantes.

Si puedes encontrar gente que comparta tus intereses, entablar conversación puede parecerte más provechoso porque tendrás la oportunidad de hablar de algo que te interesa. Considera la posibilidad de encontrar un grupo de encuentro regular o una clase llena de gente que tenga algo en común contigo.

7. ¿Estás deprimido?

El retraimiento social es un signo frecuente de depresión[] Si gradualmente se ha vuelto más reacio a hablar con la gente, es posible que esté deprimido, especialmente si también padece alguno de los siguientes síntomas:

  • Tristeza crónica o bajo estado de ánimo
  • Sensación de irritabilidad
  • Sentirse intolerante con otras personas
  • Falta de interés por las cosas que antes le gustaban
  • Sentirse culpable sin una razón clara
  • Sensación de ansiedad
  • Pensamientos de hacerse daño
  • Cambios en los hábitos alimentarios y de sueño
  • Dolores inexplicables

Si tienes alguno de estos síntomas durante más de dos semanas, habla con tu médico. Puede que te recomiende medicación antidepresiva, terapia o ambas cosas. Con el tratamiento y el apoyo adecuados, puede que empieces a disfrutar de nuevo de las relaciones sociales.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.