Cómo ser mentalmente fuerte (qué significa, ejemplos, & consejos)

Cómo ser mentalmente fuerte (qué significa, ejemplos, & consejos)
Matthew Goodman

Incluimos productos que consideramos útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

A lo largo de la vida, las personas se enfrentan a retos de todo tipo. Aunque algunos sufrirán inevitablemente más que otros, todos tienen la posibilidad de elegir cómo afrontarlos. responder Pueden dejar que la adversidad les derrote o pueden ver si les ofrece una oportunidad de crecimiento.

Eso no quiere decir que recuperarse de una situación difícil sea fácil, pero la buena noticia para quienes luchan contra la resiliencia mental es que es posible. puede Sólo hace falta voluntad, determinación y esfuerzo.

¿Te han dicho que eres demasiado sensible y que dejas que las cosas te afecten demasiado? ¿Y los pequeños contratiempos te hacen entrar en una espiral negativa y descendente? Si es así, este artículo es para ti. En este artículo, te enseñaremos lo que significa ser mentalmente fuerte, además de ofrecerte algunos consejos prácticos para ayudarte a desarrollar tu fortaleza emocional.

¿Qué es la fortaleza mental?

Por el momento, no existe una única definición de fortaleza mental[]. Sin embargo, el consenso general es que se refiere a un conjunto de cualidades mentales positivas que poseen algunas personas. Estas cualidades ayudan a quienes las poseen a responder a la adversidad de forma positiva[][].

¿Es lo mismo fortaleza mental que resiliencia?

El término "fortaleza mental" se utiliza a menudo de forma incorrecta como sinónimo de resiliencia, pero fortaleza mental y resiliencia no son lo mismo.

Las personas mentalmente fuertes son resilientes, pero no todas las personas resilientes son mentalmente fuertes[][] Esto se debe a que la fortaleza mental difiere de la resiliencia en dos aspectos importantes.

Mientras que la resiliencia mental se refiere a afrontar bien situaciones adversas, la fortaleza mental va un paso más allá. Las personas que son mentalmente fuertes no sólo afrontan bien los retos, sino que ven los retos de forma positiva[] También muestran confianza en sus capacidades para superar los retos y lograr lo que se proponen[] La resiliencia sin fortaleza mental significa que las personas pueden sermás vulnerables al impacto negativo de repetidos reveses[].

Dado que la resistencia forma parte de la fortaleza mental, en la siguiente sección nos centraremos específicamente en el desarrollo de la fortaleza mental.

Cómo fortalecerse mentalmente

Lo bueno de la fortaleza mental es que se puede aprender[]. Hay cuatro habilidades principales que tendrás que dominar para forjar la fortaleza mental[]. La primera es encontrar formas eficaces de afrontar el estrés. La segunda es comprometerse a perseverar ante los retos. La tercera es ver las amenazas como oportunidades. Y la cuarta es creer en ti mismo[].

Aquí tienes 19 formas de empezar a desarrollar tu fortaleza mental:

1. Prueba una mentalidad flexible

El pensamiento flexible te ayudará a mantener los pies en la tierra mentalmente cuando te enfrentes a retos,[][] mientras que pensar de forma rígida aumentará el estrés que puedas estar sintiendo.[]

Imagina que te piden que lleves a cabo un proyecto en el trabajo, pero es algo que nunca has hecho antes. Si tu forma de pensar es rígida, puedes tener pensamientos como: "¿Por qué me han elegido a mí? Voy a meter la pata y voy a perder mi trabajo". Observa cómo este estilo de pensamiento puede llevarte fácilmente a sentirte abrumado y derrotado.

El pensamiento flexible tiene en cuenta la perspectiva más amplia. Por ejemplo: "Nunca he hecho esto antes, pero me han elegido porque creen que soy competente. Voy a dar lo mejor de mí y a aprender todo lo que pueda". Reenmarcar los pensamientos negativos y considerar otros ángulos te permite afrontar los retos con confianza[].

2. Reconoce tus puntos fuertes

A veces la gente duda de su capacidad para superar y adaptarse a situaciones difíciles. Cuando esto ocurre, puede ayudar recordar cuándo superó problemas similares en el pasado.

Supongamos que acabas de romper con una pareja de muchos años. Puede que sientas que nunca superarás la ruptura y que nunca volverás a ser feliz. ¿Hay alguna experiencia de tu pasado en la que te sintieras de forma similar y, sin embargo, pudieras seguir adelante? ¿Qué puntos fuertes te ayudaron a hacerlo?

Tal vez te mudaste de ciudad cuando eras joven y te separaste de tu mejor amigo. Al principio te sentiste deprimido, pero pudiste distraerte participando en actividades que te gustaban. Esto te trajo alegría y, con el tiempo, ¡hiciste nuevos amigos!

3. Gestiona tus emociones

Controlar tus emociones te ayudará a afrontar mejor las situaciones estresantes. El primer paso para gestionar tus emociones es ser más consciente de ellas.[] Las investigaciones demuestran que etiquetar las emociones reduce su poder sobre ti y tiene un efecto calmante.[] Cuando las emociones fuertes se han calmado, puedes explorarlas de forma más objetiva.

La próxima vez que sientas una emoción fuerte, prueba esto:

  1. Nombra tu emoción: por ejemplo, "humillado".
  2. Indique qué acontecimiento desencadenó su emoción: por ejemplo, "Criticado por mi jefe".
  3. Pregúntate si tu interpretación del hecho es real: por ejemplo, "En realidad, mi jefe no fue muy duro".
  4. Propón una visión más equilibrada: por ejemplo, "Mi jefa me dio un feedback sincero sobre mi trabajo porque se preocupa por mi crecimiento".

Si no hay otra manera de interpretar el acontecimiento -por ejemplo, su jefe fue En el siguiente consejo le mostraremos cómo hacerlo.

4. Centrarse en las soluciones

Las personas que carecen de fuerza mental pueden sentirse abrumadas por cosas que no pueden controlar[]. La preocupación excesiva sólo alimenta la ansiedad y no ayuda en nada a mejorar la situación. La resolución de problemas, si existen soluciones para un problema, es un enfoque mucho más eficaz.

La próxima vez que tengas un problema, pregúntate si es importante y si está bajo tu control. Si la respuesta a ambas preguntas es "sí", sigue estos pasos para encontrar una solución:[]

  1. Escribe el problema.
  2. Escribe al menos 3 posibles soluciones.
  3. Considera las ventajas e inconvenientes de cada solución.
  4. Elige la mejor solución o la "menos mala".
  5. Elabora un plan para aplicar tu solución.

5. Mantente anclado en tus valores

Establecer valores y principios firmes puede ayudar a orientarle sobre cómo actuar en situaciones que exigen fortaleza mental.

Si te estresas fácilmente por cosas sin importancia, conocer tus valores puede ayudarte a concentrar tu energía en las cosas que importan. Supongamos que has pedido el viernes libre en el trabajo para poder irte de vacaciones con tu familia. Puede que empieces a preocuparte por las repercusiones de faltar al trabajo. Si la vida familiar era uno de tus valores fundamentales, recordártelo podría aliviar tu conflicto interno.

Los valores también pueden ayudarte a poner límites cuando hacerlo es difícil. Si te piden que aceptes un trabajo extra, pero para ti es importante el equilibrio entre vida personal y laboral, puedes sacar fuerzas de este valor para decir que no.

6. Aceptar el cambio

El cambio es una parte inevitable de la vida, y las personas mentalmente fuertes lo reconocen. En lugar de resistirte o evitar el cambio, puedes desarrollar tu fortaleza mental abrazándolo. En lugar de ver el cambio como una amenaza, intenta verlo como una oportunidad. Cuando lo hagas, te darás cuenta de las áreas de aprendizaje y crecimiento.

Supongamos que ha recibido la noticia de que su empresa va a reducir personal. Le han dicho que le trasladarán a un nuevo departamento y que tendrá una función ligeramente diferente. Al principio, esto puede asustarle, ya que es algo "desconocido", pero podría verlo como una oportunidad para ampliar su actual conjunto de competencias. Esto es algo que sería una ventaja en el futuro, ya que tener un conjunto de competencias diverso le hace más competitivo en el mercado laboral.el mercado de trabajo

7. Salga de su zona de confort

Enfrentarse directamente a los miedos es otra forma de fortalecer la mente. Los estudios demuestran que enfrentarse directamente a lo que le produce ansiedad es una forma de superarlo[]. La clave es empezar a acercarse a los miedos poco a poco, paso a paso[].

Pongamos un ejemplo: te cuesta ser asertivo. Te cuesta decir "no" a la gente o decir lo que sientes de verdad. Para empezar, puedes intentar decir "no" a tus familiares y amigos. Cuando te sientas cómodo, puedes intentarlo con la gente del trabajo. Empieza siempre por lo que te haga sentir menos cómodo y, cuando lo domines, sigue avanzando.para pasar al siguiente nivel[].

Ver también: Cómo terminar una conversación (educadamente)

8. Establecer objetivos alcanzables

Las personas mentalmente fuertes confían en su capacidad para lograr lo que se proponen[]. Fijarse metas pequeñas y alcanzables y cumplirlas es una forma de generar esa misma confianza en uno mismo[].

Supongamos que se ha fijado el objetivo "Quiero mejorar mi salud", y que lo divide en una serie de objetivos más pequeños que le ayudarán a ver los progresos más rápidamente y le mantendrán motivado para conseguirlo. Para mejorar su salud, puede decidir añadir un nuevo hábito saludable a su vida cada semana. En la primera semana, podría empezar a beber 1 litro de agua al día. En la segunda semana, podría empezar a subir las escaleras del trabajo en lugar de coger el metro.En la tercera semana, puedes empezar a cambiar los alimentos poco saludables por otros más sanos, y así sucesivamente.

9. Utilizar la visualización

En el deporte, la visualización es una herramienta de fortaleza mental que utilizan los deportistas de élite[]. La visualización ayuda a los deportistas de élite a asimilar nuevas habilidades, mejorar su rendimiento y controlar su ansiedad[].

La visualización también puede utilizarse para desarrollar la fortaleza mental fuera del deporte. La próxima vez que te enfrentes a un reto, prueba la visualización.

Supongamos que tienes que dar un discurso y te da pánico hablar en público. En lugar de imaginar lo que podría salir mal, imagina que todo va bien y cómo te sientes y te sientes. Imagina que el discurso va sobre ruedas. Visualízate como un orador interesante y atractivo. Imagina al público aplaudiéndote al final e imagínate sintiéndote orgulloso.

10. Crear hábitos saludables

Es mucho más fácil rendir al máximo mentalmente cuando se cuida bien la salud física[].

He aquí cómo cuidar tu salud física:

  • Duerme al menos de 7 a 9 horas cada noche[].
  • Sigue una dieta sana y equilibrada[].
  • Haz al menos 150-300 minutos de ejercicio moderado a la semana[].
  • Bebe al menos 2,7 - 3,7 litros de agua al día[].

Llevar un estilo de vida poco saludable se ha asociado a problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión[] Dado que la salud mental y la física están tan estrechamente relacionadas, si quieres desarrollar fortaleza mental, tendrás que dar prioridad a tu salud física.

11. Hacer del autocuidado una prioridad

Si atiendes bien a tus necesidades personales, te resultará mucho más fácil ser fuerte mentalmente. Cuando tus necesidades personales estén cubiertas, te sentirás mejor en general[][] Y si en general te sientes bien, cuando te encuentres con dificultades, podrás responder mejor a ellas[][].

Las actividades de autocuidado pueden satisfacer necesidades físicas, emocionales, espirituales, prácticas, mentales y sociales. He aquí algunos ejemplos de cosas que puedes hacer para satisfacer cada una de ellas:

  1. Físicas: hacer ejercicio, comer sano y dormir lo suficiente.
  2. Emocional: escribir en un diario, crear arte, .
  3. Espiritual: pasar tiempo en la naturaleza, ir a un lugar de culto, meditar.
  4. Práctico: vacía tu armario y limpia tu casa.
  5. Mental: leer un libro, escribir un blog.
  6. Social: llamar a un amigo, tener una cita.

12. Entrena tu atención

Las personas mentalmente fuertes no viven en el pasado ni pasan demasiado tiempo pensando en el futuro. Se centran en el aquí y el ahora, lo que les permite utilizar su energía de forma mucho más productiva. Entrenarse para centrarse más en el presente es más fácil de lo que se piensa. Una forma es practicar la atención plena, que es el acto de ser más consciente en cada momento[].

Lo bueno del mindfulness es que puedes practicarlo en cualquier momento y lugar. A continuación te explicamos cómo practicar el mindful walking:

  1. Mientras caminas, concéntrate en cada paso que das.
  2. Siente cada movimiento y cada músculo.
  3. Presta atención a tu entorno: ¿qué puedes ver, oír y oler?
  4. Si tu mente empieza a divagar, concéntrate en tu respiración.
  5. Entonces, empieza de nuevo.

13. Practicar una actitud positiva

Cultivar una mentalidad positiva te protegerá de rendirte cuando te enfrentes a obstáculos de todo tipo. La positividad es lo que diferencia a los que se rinden demasiado pronto de los que perseveran.[]

Para empezar a construir una actitud positiva, desarrolla el hábito de fijarte en las cosas buenas que ocurren de un día para otro. Empieza un diario en el que, al final de cada día, escribas tres cosas de las que te sientas orgulloso o agradecido por ese día. Emprender una práctica como ésta entrenará a tu cerebro a pensar de forma más positiva, y una mente positiva está mejor equipada para enfrentarse a los factores estresantes[].

Si te cuesta ver el lado positivo de las cosas, puede que te guste este artículo sobre cómo ser más positivo.

14. Habla bien de ti mismo

Ser mentalmente fuerte significa que puedes exponerte a cosas como la crítica, el fracaso y el rechazo sin tomártelo como algo personal. Una persona mentalmente fuerte puede resistir estas cosas porque se ha forjado una confianza inquebrantable en sí misma. Puedes aumentar tu confianza en ti mismo hablándote con amabilidad[].

Cada vez que empieces a hablar negativamente de ti mismo, intenta sustituir los pensamientos internos negativos por otros positivos. Por ejemplo, supongamos que te han rechazado para un trabajo y has pensado: "Soy tan torpe que no me extraña que no me hayan contratado". Puedes intentar sustituirlo por un pensamiento positivo, como: "Era mi primera entrevista, así que estaba un poco oxidado. Pero ha sido una buena práctica para la próxima vez".

Quizá te resulte útil este artículo sobre cómo dejar de hablar negativamente de uno mismo.

15. Identificar áreas de crecimiento

Las personas se fortalecen mentalmente cuando se enfrentan a nuevas experiencias que les ayudan a crecer de un modo u otro. En lugar de esperar a que surjan los retos, ¿por qué no toma la iniciativa y trabaja en las áreas de su vida en las que puede mejorar?

Ver también: 21 consejos para ser más divertido y menos aburrido

He aquí algunas ideas:

  • Si hay un tema por el que sientes curiosidad, busca un libro sobre él y léelo.
  • Si hay una habilidad que te impresiona, intenta aprenderla.

Nunca se sabe cuándo aprender una nueva habilidad o adquirir nuevos conocimientos puede resultar útil en el futuro.

16. Permítete fracasar

Si evitas ciertas situaciones porque crees que vas a fracasar, nunca adquirirás fortaleza mental. La gente se vuelve mentalmente fuerte cuando se levanta después de fracasar una y otra vez[].

La próxima vez que se presente la oportunidad de probar algo nuevo en lo que puedas fracasar, hazlo de todos modos. Si fracasas, intenta cambiar tu forma de ver el fracaso. Adopta la mentalidad de una persona mentalmente fuerte, que consiste en ver el fracaso como una curva de aprendizaje y como una retroalimentación para saber qué hacer mejor la próxima vez.

17. Trabaja tu lado espiritual

Las investigaciones demuestran que tener algún tipo de conexión religiosa o espiritual puede aumentar la tolerancia al estrés de una persona[], por lo que entrar más en contacto con su lado espiritual -sea lo que sea lo que eso signifique para usted personalmente- podría aumentar su capacidad de recuperación.

Para algunas personas, espiritualidad significa ir a la iglesia. Para otras, puede ser hacer yoga o meditación. Incluso puede ser pasar tiempo en la naturaleza.

18. Aprovecha tu sistema de apoyo

Ser resiliente mentalmente no significa que tengas que enfrentarte a todas tus batallas solo. Las personas emocionalmente fuertes saben cuándo recurrir a los demás en busca de apoyo adicional.

No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites, ya sea ayuda práctica, consejo o simplemente alguien que te preste oídos. Pedir ayuda no convierte a una persona en débil, sino en ingeniosa, una cualidad que poseen las personas mentalmente fuertes.

19. Buscar terapia

Si has intentado aplicar los consejos de este artículo, pero nada te ha funcionado, quizá debas plantearte acudir a un terapeuta. Si tienes problemas de salud mental subyacentes, puede que te resulte difícil ser mentalmente fuerte[].

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz clic aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.