25 consejos para ser más extrovertido (sin perder lo que eres)

25 consejos para ser más extrovertido (sin perder lo que eres)
Matthew Goodman

Tabla de contenido

Incluimos productos que consideramos útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

"¿Puedes obligarte a ser extrovertido y, si es así, cómo? Siento que mi introversión me frena a la hora de hacer amigos, y las personas extrovertidas parecen divertirse mucho más".

Muchas situaciones sociales son más fáciles para los extrovertidos. Pero la buena noticia es que es posible que un introvertido aprenda a ser extrovertido. Esta guía le mostrará cómo.

¿Qué es un extrovertido?

Las personas extrovertidas presentan un rasgo de personalidad denominado extroversión, que se compone de muchas facetas, como la sociabilidad, la asertividad y la disposición a asumir funciones de liderazgo[]. Los psicólogos miden este rasgo utilizando herramientas psicométricas como el Test de los Cinco Grandes de la Personalidad.

Los extrovertidos disfrutan de las situaciones sociales. Son extrovertidos, amables, positivos y socialmente seguros de sí mismos. Los extrovertidos suelen disfrutar socializando en grupo y se sienten cómodos en lugares concurridos y llenos de gente. Tienden a centrarse en las personas y las cosas que les rodean más que en sus pensamientos y sentimientos privados[].

Las personas poco extrovertidas se denominan introvertidas. Los introvertidos suelen ser más callados, más introvertidos y más reservados que los extrovertidos. Les gusta socializar, pero a menudo se sienten agotados o mentalmente agotados después de pasar tiempo con otras personas, especialmente si han estado socializando en grupo. Los introvertidos necesitan mucho tiempo a solas para descansar y recargarse. A menudo prefieren aficiones solitarias yfuncionan bien solos.[]

Cómo ser más extrovertido

Es importante recordar que ser introvertido no tiene nada de malo, sino que se convierte en un problema cuando la introversión te impide hacer lo que realmente quieres hacer o desarrollar relaciones sanas.

Por ejemplo, si eres muy introvertido y no quieres entablar conversaciones triviales con nadie, puede que te cueste conocer a tus compañeros cuando empieces en un nuevo trabajo, lo cual sería un problema si quisieras hacer amigos en el trabajo.

A continuación te explicamos cómo superar la introversión si quieres ser más extrovertido en situaciones sociales.

1. Asegúrate de que tu introversión no es timidez

Si eres introvertido, socializar agota tu energía[] Sin embargo, si tienes miedo a que te juzguen negativamente, la timidez (o la ansiedad social) podría ser la causa subyacente. Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser tímido si crees que esto podría aplicarse a ti.

Por regla general, si prefieres los ambientes tranquilos y socializar con un número reducido de personas y no te preocupa demasiado lo que los demás piensen de ti, probablemente seas introvertido.

2. Márcate objetivos concretos y prácticos

En un estudio sobre el cambio de personalidad, los investigadores descubrieron que establecer objetivos de comportamiento puede ayudarte a ser más extrovertido.[] Haz que tus objetivos sean específicos. Establecer una intención general como "voy a ser más extrovertido y sociable" puede no funcionar.[]

He aquí algunos ejemplos de cómo fijar objetivos concretos:

  • "Voy a hablar con un desconocido cada día".
  • "Si alguien empieza a hablarme, no voy a dar respuestas de una sola palabra. Entablaré una conversación".
  • "Voy a sonreír y saludar con la cabeza a cinco personas cada día de esta semana".
  • "Voy a comer con alguien nuevo esta semana en el trabajo".

3. Mantener conversaciones con compañeros de trabajo o de clase

Los introvertidos tienden a evitar las conversaciones triviales porque les parecen insignificantes. Pero las conversaciones triviales tienen un propósito: sirven de calentamiento para conversaciones más interesantes.[] En lugar de descartar a las personas que parecen disfrutar de las conversaciones triviales, intenta verlas como una oportunidad para conectar.

Si te pones a hablar con diez personas en el trabajo o en la escuela, puede que descubras que tienes algo en común con una o dos. Prueba a leer nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación.

Ver también: 61 cosas divertidas que hacer con tu mejor amigo

4. Aumente gradualmente su exposición social

Acostúmbrese a aceptar invitaciones sociales, pero no diga que sí a todo a la vez, porque podría fatigarse socialmente. Comportarse de un modo más extrovertido puede resultar agotador si usted es introvertido por naturaleza, así que intente planificar periodos de inactividad regulares para reponer fuerzas. Con el tiempo, su resistencia social aumentará y podrá volverse más extrovertido.

A veces, las personas pueden sentirse más introvertidas o extrovertidas de lo habitual. Esto es cierto tanto para los introvertidos como para los extrovertidos. Puede depender de sus circunstancias. Por ejemplo, un extrovertido que tiene que ser más sociable por trabajo puede querer ser más introvertido socialmente de lo habitual.

Intenta analizar tu estilo de vida en su conjunto. Reducir el contacto social en un área puede ayudarte a desearlo en otra. Un terapeuta puede ayudarte a lo largo de tu viaje y hacerte responsable de unos objetivos realistas y alcanzables.

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes empiezan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz click aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).

5. Averiguar qué interesa a los demás

Socializar se vuelve más divertido cuando descubres lo que le interesa a la gente y si tenéis algo en común. Siempre que hables con alguien sobre el trabajo o los estudios, intenta preguntarle algo sobre lo que le motiva, por ejemplo:

  • "¿Qué es lo que más le gusta del trabajo?"
  • "¿Qué sueñas con hacer cuando acabes tus estudios?".

Si no parecen entusiasmados con el trabajo o los estudios, puedes preguntarles: "¿Qué es lo que más te gusta hacer cuando no trabajas/estudias/etc.?" Cambia tu mentalidad de "me pregunto qué pensará esta persona de mí" a "me pregunto qué le interesa a esta persona".

Aquí tienes nuestra guía sobre cómo mantener una conversación interesante.

6. Menciona las cosas que te interesan

Menciona cosas que creas que también pueden interesar a la otra persona. Ésta es una estrategia poderosa para llegar a lo que importa. Siempre que tus intereses no sean demasiado limitados, puede que encontréis algo en común.

A alguien: ¿Qué tal el fin de semana?

A ti: Bien, acabo de terminar de leer Shantaram o Vi Cowspiracy sobre la producción de carne o Me reuní con un amigo y hablamos de inteligencia artificial, o Compré un montón de alimentos probióticos.

Si parecen interesados, continúa la conversación. Si no lo parecen, sigue charlando y menciona otro interés más adelante.

7. No te definas por la etiqueta de introvertido

Los introvertidos actúan a veces como extrovertidos y los extrovertidos actúan a veces como introvertidos[] Todo el mundo se encuentra en algún punto de este espectro:

Además, algunas personas cambian sus rasgos de personalidad con el tiempo[]. Cuando vemos que no necesitamos etiquetarnos, resulta más fácil adoptar distintos papeles. A mucha gente le preocupa que actuar de forma más extrovertida signifique que están siendo falsos. Esto no es cierto: se trata simplemente de adaptarse a una situación.

8. Permítase salir después de 30 minutos

Acepta las invitaciones y preséntate. Pero quítate presión permitiéndote marcharte a los 30 minutos. Si alguien te pregunta adónde vas, puedes decir: "Sólo quería pasarme a saludar a todos, pero tengo que irme".

9. Estar presente en el momento

Los introvertidos tienden a pasar mucho tiempo en sus cabezas. Cuando socializan, pueden acabar pensando en lugar de escuchar. Por ejemplo, durante una conversación, un introvertido puede empezar a tener pensamientos como, "Me pregunto qué pensarán de mí", "¿Qué debo decir a continuación?" o "¿Es rara mi postura?". Esto puede hacer que se sientan cohibidos y rígidos.

Si esto te resulta familiar, practica cómo desplazar tu atención de tu cabeza al tema. Practica cómo estar presente en el momento y en la conversación. Serás mejor oyente, y es más fácil aportar algo a una conversación y encontrar intereses mutuos si escuchas cada palabra.

10. Evita el teléfono cuando estés con otras personas

No te entretengas con el teléfono cuando socialices. Puede que te parezca un alivio desaparecer en la pantalla y utilizar el teléfono como distracción, pero indica a la gente que no te interesa hablar.

11. Practica compartir sobre ti mismo

No te limites a hacer preguntas. Comparte tus propias historias, pensamientos y sentimientos. Como introvertido, compartir puede parecerte innecesario o demasiado privado. Podrías pensar, "¿Por qué sería interesante para alguien más?" La gente quiere conocer a sus interlocutores y se siente incómoda con alguien de quien no sabe nada.

Intenta hablar de ti más o menos lo mismo que los demás hablan de sí mismos. Practica compartiendo tu opinión sobre las cosas. Menciona la música que te gusta, las películas que no te han gustado o lo que piensas sobre determinados temas. Evita los temas controvertidos hasta que conozcas bien a la otra persona.

12. Prueba el teatro de improvisación

Es habitual que los introvertidos estén metidos en sus cabezas. El teatro de improvisación te ayuda a salir de tu cabeza porque tienes que estar presente en el momento. La idea del teatro de improvisación es que puedes decidir espontánea e instantáneamente cómo actuar en función del momento. Tomar clases de teatro de improvisación puede ayudarte a ser más expresivo y espontáneo.

13. Encuentra personas que compartan tus intereses

Busca clubes, grupos y encuentros relacionados con tus intereses. Es más probable que encuentres gente afín y te resultará más útil socializar en un entorno que te gusta. Busca ideas en Meetup o Eventbrite, o consulta las clases nocturnas que se ofrecen en tu colegio comunitario local.

14. Da pequeños pasos fuera de tu zona de confort

Hacer cosas escandalosas (como acercarte a todo el mundo que ves y presentarte) no suele funcionar. No podrás mantenerlo durante mucho tiempo porque probablemente te dará demasiado miedo. Y si no puedes mantenerlo, no verás una mejora permanente.

En lugar de eso, haz algo que te dé un poco de miedo, pero no demasiado. Elige algo que puedas hacer con regularidad. Por ejemplo, quédate un poco más en una conversación, aunque tengas miedo de quedarte sin nada que decir. Di que sí a una invitación a cenar aunque no te apetezca. Cuando tengas más confianza en ti mismo, podrás retarte dando pasos más grandes.

En este artículo encontrarás más consejos para salir de tu zona de confort.

15. Practica ser más enérgico

Si te sientes con poca energía en entornos sociales (o que la gente que te rodea suele tener más energía), puede ser bueno aprender a elevar tu propio nivel de energía cuando sea necesario. Por ejemplo, puede ser útil visualizarte a ti mismo como una persona con energía. ¿Cómo actuaría esa persona? ¿Cómo se sentiría?

Ver también: 48 citas de autocompasión para llenar tu corazón de bondad

Otro enfoque más práctico consiste en experimentar con distintas dosis de café. Las investigaciones demuestran que beber café puede darte más energía en situaciones sociales[] He aquí nuestra guía sobre cómo tener más energía socialmente.

16. Participar en conversaciones de grupo escuchando

Las conversaciones en grupo pueden resultar difíciles para las personas introvertidas. Puede que sientas que nunca puedes hablar, que te desconcentras y que acabas sumido en tus pensamientos en lugar de participar en la conversación. Pero no hace falta que hables para participar activamente en la conversación. Basta con que parezcas comprometido, y la gente te incluirá.

Reacciona a lo que se dice como si estuvieras escuchando al orador en una conversación cara a cara. Se dará cuenta de que le estás escuchando y empezará a dirigirse a ti. Lee más consejos en esta guía sobre cómo formar parte del grupo sin decir nada inteligente.

17. Permítete ser pasivo en ocasiones

Es fácil presionarse en entornos sociales y sentir que se está "en el escenario", pero no es necesario estar activo todo el tiempo cuando se socializa. Se pueden hacer breves descansos permaneciendo pasivamente de pie, sin hacer nada y sin interactuar con nadie. Se puede hacer eso durante 1-2 minutos en un grupo, y nadie lo notará. Cuando se haya recargado un minuto, se puede empezar a interactuar de nuevo.

18. Organice su propia reunión social

Si te resulta más fácil socializar en tu propia casa, donde tienes más control, prueba a invitar a otras personas a cenar o a tomar algo. Si para ti es más importante poder escapar fácilmente si la cosa se pone fea, considera la posibilidad de salir y preparar una excusa de antemano por si la cosa se pone fea. A medida que aumente tu confianza, es de esperar que te sientas cómodo en un abanico más amplio de situaciones, pero es perfectamenteEstá bien que te mantengas cerca de tu zona de confort mientras practicas.

19. Aprende observando a los extrovertidos

Observar a una persona extrovertida y socialmente hábil en su elemento puede ser útil cuando intente ser más extrovertido. Observe su lenguaje corporal, su expresión facial, sus gestos y los temas de los que suele hablar. Quizá pueda recoger algunos consejos útiles.

Por ejemplo, puede que te des cuenta de que uno de tus amigos extrovertidos se apresura a sonreír cuando conoce a alguien nuevo en lugar de contenerse para ver si la otra persona sonríe primero. Si tú haces lo mismo, puede que tranquilices a los demás.

Los amigos extrovertidos no sólo son útiles como modelos a seguir. También pueden ser maravillosos para romper el hielo en situaciones sociales. Sin embargo, no dejes que tomen el mando todo el tiempo. Recuerda que tú también quieres practicar tu extroversión.

Por ejemplo, digamos que vas a una fiesta con tu amigo extrovertido. Cuando llegues, podrías pasar un rato con tu amigo hasta que te haya presentado a algunas personas nuevas. Cuando te sientas más cómodo, intenta mantener algunas conversaciones con la gente de tú a tú o en pequeños grupos mientras tu amigo está haciendo otra cosa.

20. Centrarse en situaciones importantes

Intentar ser más extrovertido te va a costar algo de energía. Merece la pena centrarse en los momentos en los que ser extrovertido realmente te ayudará y hacer planes para esos eventos. También puedes planificar tiempo para recargarte después. Si intentas presionarte para ser menos introvertido en todas las áreas de tu vida a la vez, corres el riesgo de quemarte.

Intenta hacer una lista de los momentos en los que es más importante que seas más extrovertido, por ejemplo, durante entrevistas de trabajo o eventos de networking. Intenta encontrar momentos en los que ser más extrovertido va a marcar una gran diferencia en lo bien que te parezca que ha ido algo. Junto a cada punto de la lista, escribe por qué te ayudará ser más extrovertido y cómo va a mejorar tu vida.

Por ejemplo, podría escribir: Quiero ser más extrovertido cuando esté en la universidad. ¿Por qué? Porque así podré causar una buena impresión a mis profesores y conseguir buenas referencias. También causaré una mejor impresión a mis compañeros, que son buenos contactos para establecer contactos. ¿Cómo mejorará eso mi vida? Conseguiré un trabajo mejor, me sentiré más exitoso, no tendré que preocuparme por el dinero y tendré una gran red de apoyo profesional.

Así podrás recordarte a ti mismo por qué estás intentando ser más extrovertido antes de esos acontecimientos para ayudarte a mantener la motivación y que te resulte más fácil hacer los cambios que deseas.

21. Recuerda momentos en los que eras extrovertido

Puede que nunca te hayas considerado una persona extrovertida, pero probablemente ha habido momentos en los que has sido más extrovertido que otros. Si te encuentras diciendo, "No puedo. recuérdate a ti mismo tus momentos más extrovertidos diciendo, "Lo hice y puedo volver a hacerlo".

22. Ve el comportamiento extrovertido como parte de su trabajo

Incluso si te gusta tu trabajo, es probable que haya partes que no te gusten especialmente pero que tengas que hacer de todos modos. Cuando quieras actuar de forma más extrovertida en el trabajo, puede ayudarte replantearte el hecho de comportarte de forma más extrovertida como parte de tu función.

Por ejemplo, si quieres ser más extrovertido durante las reuniones, puedes intentar decirte a ti mismo: "Hablar y comportarme como una persona segura de sí misma forma parte de mi trabajo".

23. Preparar temas de conversación antes de grandes acontecimientos

Puede ser más fácil hablar con la gente y mostrarse más extrovertido si se ha preparado algunos temas de antemano. Esto es especialmente útil en los eventos de networking. Lea algunas revistas o artículos comerciales recientes para tener siempre un tema al que recurrir si la conversación se agota.

24. No dependas del alcohol para tener confianza

El alcohol puede ayudarte a sentirte más extrovertido y menos inhibido, pero depender de él en situaciones sociales no es una buena estrategia a largo plazo porque no puedes beber en todas las ocasiones sociales. Está bien tomar una o dos copas en una fiesta u otro acontecimiento especial, pero no utilices el alcohol como muleta.

25. Lee sobre socialización para introvertidos

Una de las principales recomendaciones para los introvertidos es leer Silencio Algunos de los consejos de esta guía se basan en este libro. Para más material de lectura, tenemos clasificaciones y reseñas de los mejores libros para introvertidos.

Las ventajas de ser más extrovertido

Si suele ser introvertido, comportarse de un modo más extrovertido puede suponer un reto, pero las investigaciones demuestran que ser más extrovertido tiene varias ventajas, al menos parte del tiempo.

1. Ser más extrovertido puede mejorar tu bienestar

En un estudio de 2020 titulado Manipulación experimental del comportamiento extrovertido e introvertido y sus efectos sobre el bienestar Se pidió a 131 estudiantes que actuaran de forma extrovertida durante una semana y luego de forma más introvertida durante otra. En concreto, se les pidió que fueran asertivos, espontáneos y habladores.

Los resultados mostraron que los estudiantes manifestaron una mayor sensación de bienestar general después de la semana extrovertida[] Se sentían más positivos, más conectados con la gente que les rodeaba y más interesados en las tareas cotidianas.

2. Ser más extrovertido puede ayudarte a hacer amigos

En comparación con los introvertidos, los extrovertidos tienden a hacer amigos más rápidamente[]. Esto se debe en parte a que los extrovertidos toman la iniciativa en situaciones sociales. Por ejemplo, un extrovertido puede ser más propenso que un introvertido a sonreír a alguien que no conoce o a iniciar una conversación con un desconocido.

Como resultado, los extrovertidos llegan a conocer a más gente, lo que aumenta las probabilidades de que hagan amigos. Los extrovertidos dan la impresión de ser positivos y amables, lo que significa que la gente quiere pasar más tiempo con ellos.

3. Ser más extrovertido puede ayudarte en tu carrera profesional

Dado que los extrovertidos buscan el contacto social, son más propensos que los introvertidos a crear redes profesionales[] Establecer estas conexiones puede ayudar a su carrera. Por ejemplo, si está buscando un nuevo trabajo, recurrir a su red puede ayudarle a encontrar nuevas oportunidades.

Preguntas frecuentes sobre cómo ser más extrovertido

¿La introversión es genética?

La introversión es en parte genética, pero también depende del entorno y de las experiencias. Los estudios sugieren que la genética es responsable de más de la mitad de las diferencias de introversión en las familias[], posiblemente debido a diferencias en las respuestas cerebrales a la dopamina[].

¿Se puede pasar de introvertido a extrovertido?

Pasar de ser muy introvertido a muy extrovertido es raro, pero se puede aprender a dejar de ser tan introvertido. Algunas personas tienen rasgos introvertidos pero han aprendido a actuar más como extrovertidos en situaciones sociales y pueden sentirse energizados por estos acontecimientos sociales.

¿Qué hace que una persona extrovertida se convierta en introvertida?

Aunque la extroversión es en parte genética, nuestros cerebros y sentimientos cambian como resultado de nuestras experiencias. Algunas personas introvertidas se vuelven más extrovertidas a medida que envejecen, mientras que algunas extrovertidas pueden moverse en la dirección opuesta[].

¿Puede obligarse a ser extrovertido?

No puedes cambiar tu tipo básico de personalidad. Sin embargo, puedes aprender a comportarte de forma más extrovertida en situaciones sociales cuando te convenga.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.