¿Por qué soy antisocial? - Razones y qué hacer al respecto

¿Por qué soy antisocial? - Razones y qué hacer al respecto
Matthew Goodman

Incluimos productos que consideramos útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

"¿Por qué soy tan antisocial? Casi siempre prefiero estar solo y nunca me apetece buscar gente. Últimamente me interesa aún menos socializar. ¿Está bien ser antisocial o es malo?".

- Riley

Es habitual sentirse como Riley. En este artículo trataré varias razones para sentirse antisocial y qué hacer al respecto.

¿Por qué soy antisocial?

El trastorno de personalidad antisocial real puede ser el resultado de experiencias traumáticas en la infancia. Sin embargo, sentirse antisocial, es decir, no disfrutar socializando, puede ser el resultado de la depresión o la ansiedad social, malas experiencias sociales pasadas, muy poca exposición social o un estilo de apego temeroso-evasivo.

¿Es malo ser antisocial?

Todas las personas tienen necesidades sociales diferentes. Si te gusta pasar más tiempo solo, está muy bien. Pero a veces hay razones subyacentes para sentirte antisocial. Tal vez haya algo que te impide reunirte con la gente, y eso puede hacer que te sientas solo. Este tipo de antisocialidad puede ser perjudicial para ti, ya que te impide hacer algo que realmente quieres.

¿Cuál es la diferencia entre asocial y antisocial?

A una persona asocial le es indiferente socializar, no le disgusta, simplemente no le interesa.

Para la mayoría de nosotros, ser antisocial significa que no queremos socializar. Para los psicólogos, antisocial tiene un significado diferente y está relacionado con la sociopatía (Trastorno Antisocial de la Personalidad). Una persona antisocial, como término médico, es alguien que siente desprecio por los demás.

En este artículo, nos centraremos en el significado popular de la palabra: no tener ganas de socializar.

"De repente me he vuelto más antisocial"

"¿Por qué de repente soy tan antisocial? No solía ser así"

Puede haber varias razones para que de repente no te apetezca conocer gente:

  • Atravesando un periodo estresante.
  • Sufrir depresión u otro tipo de enfermedad mental.
  • Haber tenido una mala experiencia social.
  • Pasar por un cambio personal y dejar de sentir una conexión con los amigos existentes.

Algunos factores pueden modificarse (por ejemplo, cambiar la situación laboral para que sea menos estresante o buscar más personas afines).

Para otros problemas subyacentes, como la depresión, puede ser útil acudir a un terapeuta.

A continuación te explicamos varias razones por las que puedes ser antisocial. Consulta también nuestra guía sobre cómo no ser antisocial, que contiene consejos prácticos para superar el sentimiento de antisocialidad.

Capítulo 1:

Capítulo 2:

Razones para ser antisocial

1. ¿Tiene miedo al rechazo?

Según la teoría de la superposición del dolor social-físico, el rechazo puede causar dolor físico. Por eso, si te han rechazado en el pasado, tiene sentido que prefieras evitarlo en el futuro manteniéndote alejado de las situaciones sociales[].

Si alguien no puede o no aprecia tu personalidad, no significa que haya algo "malo" en ti; es una señal de que necesitas buscar contactos en otra parte. Si te rechazan constantemente, puede que necesites trabajar tus habilidades con la gente, como el lenguaje corporal, las conversaciones triviales y la invitación a salir.

2. ¿Fuiste víctima de acoso escolar de niño o adolescente?

Las investigaciones demuestran que las personas que sufrieron acoso de niños tienden a tener problemas para hacer y conservar amigos de adultos[]. Si usted sufrió acoso, puede estar hipervigilante ante posibles amenazas y tener problemas para confiar en otras personas. Algunas víctimas se culpan a sí mismas y creen que si hubieran sido mejores personas, no habrían sufrido abusos. Dejar atrás esta vergüenza puede ser difícil.

Escribir un diario, crear obras de arte y hablar con compañeros que te apoyen pueden ayudarte a expresar sentimientos difíciles. También puedes intentar perdonar a tu acosador mediante prácticas de atención plena, como la meditación de bondad amorosa. Si la autoayuda no funciona, considera la posibilidad de acudir a un terapeuta que pueda enseñarte técnicas para gestionar tus sentimientos.

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz clic aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).

3. ¿Te sientes acomplejado por tu aspecto?

Si se siente poco atractivo, es posible que evite las situaciones sociales[]. Si está tan acomplejado que prefiere no salir de casa, podría padecer un trastorno dismórfico corporal (TDC), que está relacionado con la evitación social[].

La positividad corporal es maravillosa, pero amar tu aspecto físico puede ser un objetivo demasiado ambicioso en este momento. En su lugar, esfuérzate por lograr la neutralidad corporal. Ponte el reto de mirarte al espejo durante varios minutos al día hasta que te sientas bien con tu reflejo.

Reduce tu consumo de redes sociales. Pueden hacerte sentir peor con tu aspecto, sobre todo si te comparas con personas que consideras más atractivas[].

4. ¿Sientes que la gente tiene poco que ofrecer?

Los cínicos asumen y buscan lo peor de las personas y las situaciones[] Como no confían en los motivos de los demás, los cínicos pueden descartarlos con demasiada rapidez y, como consecuencia, aislarse y sentirse solos.

Aumenta tu fe en la humanidad buscando historias de personas inspiradoras.

Intente ser voluntario; probablemente conocerá a personas que se preocupan de verdad por causas importantes. Desafíese a notar los rasgos positivos de los demás y tómese un momento para sentirse agradecido cuando alguien le ayude.

Cuando hagas una generalización como "todo el mundo es un asco", párate a pensar: ¿es siempre y absolutamente cierto ese pensamiento? ¿Se te ocurre alguna prueba que lo desmienta?

Ver también: Qué hacer con las manos cuando se está de pie en público

5. ¿Estás deprimido?

El retraimiento social es un síntoma común de la depresión[]. Otros signos son la pérdida de placer en actividades que solía disfrutar, llanto, dolores inexplicables, sentimientos inapropiados de culpa, baja autoestima y sensación de intolerancia hacia los demás.

Hable con su médico si cree que puede estar deprimido. La psicoterapia, sobre todo la terapia cognitivo-conductual, puede ser útil. Puede encontrar un terapeuta a través del directorio GoodTherapy. Es posible que su médico le recete un tratamiento con antidepresivos. Otros cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio con regularidad y seguir una dieta más nutritiva, también pueden ayudarle a sentirse mejor.

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes empiezan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz click aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).

6. ¿Sientes que no tienes nada que decir?

Si te sientes cómodo con las conversaciones triviales, es menos probable que te quedes sin nada que decir, aunque no tengas muchos intereses.

Practique a hablar con personas a las que ya ve en su día a día, como compañeros de trabajo y vecinos. Comentar el tiempo, su entorno, la actualidad y lo que ocurre en su localidad suele bastar para iniciar una conversación. Si se le acaban las cosas que decir, haga preguntas. La mayoría de la gente está encantada de hablar de sí misma.

Aquí tienes nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación.

Ver también: 12 consejos para cuando tu amigo está enfadado contigo y te ignora

7. ¿Pasa demasiado tiempo en Internet?

La adicción a Internet es un problema creciente que afecta a alrededor del 2% de la población adulta[].

El uso excesivo de Internet puede conducir al aislamiento social. La comunicación en línea es menos exigente que las conversaciones cara a cara,[] lo que la convierte en una alternativa tentadora a la interacción en persona.

Desgraciadamente, depender de Internet puede hacer que te sientas más solo, sobre todo si eres un gran usuario de las redes sociales. Utiliza Internet para complementar, no para sustituir, la vida social fuera de línea. En lugar de enviar mensajes a amigos y familiares, intenta pedirles que queden en persona.

Si sospechas que tienes una adicción a Internet, prueba a utilizar una aplicación que limite tu uso como YourHour.

Aquí tienes nuestra guía si sientes que estás perdiendo tus habilidades sociales.

8. ¿Estás agotado en el trabajo?

El agotamiento tiene múltiples componentes: desapego y cinismo, agotamiento emocional y físico, y sentimientos de ineficacia[] Los efectos pueden extenderse a su vida personal, dejándole incapaz o poco dispuesto a socializar. Las personas agotadas son a menudo irritables, apáticas, y no muy divertidas. Debido a que el agotamiento puede desarrollarse lentamente, puede que no se dé cuenta de que está sucediendo hasta que esté completamente agotado.incapaz de hacer frente.

Si te sientes agotado, díselo a tu supervisor o mentor. Juntos podéis elaborar estrategias para afrontar la situación a corto y largo plazo. Por ejemplo, puede que necesites tomarte una semana libre para descansar la mente y el cuerpo, y reevaluar tu carga de trabajo y tus pautas de trabajo cuando vuelvas.

9. ¿Padece trastorno de ansiedad social (TAS)?

El trastorno de ansiedad social (TAS) afecta al 6,8% de la población de EE.UU.[] El síntoma principal es un miedo abrumador a las situaciones sociales que va mucho más allá de la timidez típica. Si padeces TAS, puedes sentirte muy ansioso ante actividades cotidianas que impliquen contacto con otras personas, como llamar por teléfono o comer en público. Puedes sentirte preocupado por que los demás vayan a juzgarte, tener ataques de pánico alsituaciones sociales, y puede retirarse por completo de las actividades sociales.

El tratamiento más eficaz para el TAE es la terapia cognitivo-conductual (TCC). Pida a su médico que le remita a un terapeuta o busque uno utilizando .

Consulta nuestro artículo sobre cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social.

10. ¿Tienes un estilo de apego evitativo?

Las interacciones que tenemos con nuestros padres cuando somos bebés determinan la forma en que nos relacionamos con los demás más adelante. Si tus padres no satisfacían constantemente tus necesidades emocionales, es posible que hayas aprendido que las relaciones son difíciles y que no se puede confiar en los demás. Como resultado, es posible que hayas desarrollado una actitud de evitación hacia los demás.

Algunas personas evitativas pueden decidir que las relaciones son demasiado difíciles, aunque a una parte de ellas le encantaría tener amigos íntimos o una pareja romántica. Cambiar el estilo de apego es posible, pero suele requerir psicoterapia y la voluntad de experimentar nuevas formas de relacionarse con otras personas[].

Más información sobre el estilo de apego temeroso-evasivo en Healthline.

11. ¿Está atravesando una transición?

Una transición importante, como graduarse en la universidad o convertirse en padre, puede hacer que se sienta demasiado cansado o abrumado para socializar. También puede tener la sensación de haber dejado atrás a viejos amigos o familiares al entrar en una nueva etapa de la vida.

Conocer a personas que se encuentran en una situación similar puede ser de gran ayuda; podrán estrechar lazos a través de sus experiencias compartidas y ofrecer apoyo emocional y práctico. Por ejemplo, si acaba de ser madre y no tiene fuentes de apoyo social, puede intentar buscar un grupo local de crianza en Meetup.com o pedir recomendaciones a su proveedor de atención sanitaria.

12. ¿Es usted una persona altamente sensible (HSP)?

Las Personas Altamente Sensibles (PAS) son empáticas, se estimulan con facilidad y se dejan afectar fácilmente por las emociones, tanto propias como ajenas. La mayoría son introvertidas y necesitan pasar tiempo a solas con regularidad para reponerse[]. Las PAS también están muy atentas a las sutilezas de su entorno, lo que puede hacer que socializar, especialmente en lugares ruidosos o concurridos, resulte abrumador. Puede realizar un rápido test en línea para saber si es ustedes una PSH.

Ser una PSH no es un defecto de carácter; es un rasgo que se encuentra en el 15-20% de la población[].

Para saber más sobre la sensibilidad y cómo mejorar sus habilidades sociales como PSH, consulte "La persona altamente sensible" y otros títulos de Elaine N. Aron.

13. ¿Prefiere soñar despierto?

Todos soñamos despiertos, pero algunas personas pasan tanto tiempo en un mundo de fantasía que rara vez interactúan con seres humanos reales[]. Esto se denomina ensoñación desadaptativa (SM), y está relacionada con la ansiedad social y la experiencia de traumas infantiles[].

Si sueñas despierto en exceso, puedes romper el hábito manteniendo la atención.

Cada vez que reciba una notificación, respire hondo y centre su atención en el momento presente. También puede beneficiarse de la terapia, sobre todo si sueña despierto para evadirse de la vida cotidiana o tiene antecedentes traumáticos.

Recomendamos BetterHelp para la terapia online, ya que ofrecen mensajería ilimitada y una sesión semanal, y son más baratos que ir a la consulta de un terapeuta.

Sus planes comienzan en $64 por semana. Si usas este enlace, obtienes un 20% de descuento en tu primer mes en BetterHelp + un cupón de $50 válido para cualquier curso de SocialSelf: Haz clic aquí para saber más sobre BetterHelp.

(Para recibir su cupón de 50$ de SocialSelf, regístrese con nuestro enlace. Después, envíenos por email la confirmación del pedido de BetterHelp para recibir su código personal. Puede utilizar este código para cualquiera de nuestros cursos).

14. ¿Es usted introvertido?

Aunque los introvertidos no sean tan sociables como los extrovertidos, siguen queriendo tener amigos y disfrutan socializando. Sin embargo, es posible que disfruten de un tipo de eventos sociales diferente al de los extrovertidos.

Si te consideras una persona introvertida y antisocial, piensa qué tipo de vida social te resulta divertida. Por ejemplo, aunque no te gusten los bares ni las fiestas, puede que te gusten los clubes de ajedrez o las clases de filosofía.

Aquí tienes nuestros consejos sobre cómo hacer amigos siendo introvertido.

Ser antisocial en determinadas situaciones

¿Por qué soy antisocial con mi familia?

A lo largo de la adolescencia, tendemos a estar menos interesados en estar con nuestra familia y más interesados en estar con amigos y parejas románticas. Esto es normal, y los psicólogos lo llaman separación adolescente.

Es probable que sea una función natural destinada a motivarnos para buscar nuevos círculos sociales y dejar de depender tanto de la familia[].

Aunque es normal que en la adolescencia te interese menos relacionarte con la familia, puede ser conveniente que mantengas tus vínculos con ellos. Aunque puede que no disfrutes tanto como antes, esfuérzate por seguir siendo agradecido, entabla conversación y, si estás fuera de casa, mantén el contacto con regularidad.

¿Por qué soy antisocial en el trabajo?

El 61% afirma haber cambiado algún aspecto de su personalidad en el trabajo[].

Es normal querer centrarse en el trabajo cuando se está en él y ser una persona más despreocupada fuera de la oficina. Puede ser beneficioso tener una personalidad laboral siempre que no afecte negativamente a las relaciones con los compañeros.

Si no sueles socializar con tus compañeros, intenta cambiar a tu yo más sociable durante el almuerzo, las pausas para el café y después del trabajo.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.