Cómo ser agradable

Cómo ser agradable
Matthew Goodman

Este artículo va dirigido a ti, alguien que quiere tener un comportamiento más agradable en situaciones sociales. Quizá trabajes en un puesto en el que tengas que relacionarte con el público y quieras mejorar tus habilidades sociales. Puede que haya otras situaciones cotidianas en las que quieras parecer más agradable y simpático, como con gente nueva o en una entrevista de trabajo.

¿Qué significa ser agradable?

Una persona simpática es una persona agradable con la que los demás disfrutan. Ser simpático puede significar muchas cosas diferentes, como ser amable, abierto, cálido y generoso.

¿Ser agradable es una habilidad?

Sí, la simpatía es una gran base para el don de gentes. Es un talento que se puede desarrollar, aunque al principio no resulte natural.

Ver también: Cómo entablar conversación siendo introvertido

Ser más agradable

Mejora tus habilidades sociales para ser más agradable. Tener más de estas habilidades tiende a conducir a una vida social más satisfactoria, y a menudo nos hace más agradables.[] Mejorar tus habilidades sociales es una tarea en la que se trabaja con el tiempo, pero te voy a dar algunas herramientas para empezar con buen pie. Estos son mis pasos para ser agradable:

1. Practica la expresión de tus emociones

Si estás emocionado o feliz, practica cómo transmitir esas emociones. Hazlo de una forma natural que te parezca auténtica. Mostrar emociones puede hacernos sentir cohibidos al principio, pero es una parte importante de la creación de vínculos con los demás.

Si te sientes rígido con los demás, piensa en cómo te expresarías si no hubiera nadie cerca para juzgarte. Puedes dar pequeños pasos para comportarte más así, aunque al principio te cueste.

2. Prestar atención al lenguaje corporal y al tono de los demás

¿En qué medida capta la información no verbal de los demás? Preste atención a las señales sutiles del comportamiento de las personas, como la forma en que se ponen de pie o lo que hacen con las manos al hablar. Con el tiempo podrá captar más información sobre el lenguaje corporal de las personas.

Captar las señales sutiles de la gente le ayudará a afinar su comportamiento social y a evitar parecer fuera de lugar.

Ver también: 10 pasos para ser más asertivo (con ejemplos sencillos)

Consulta esta guía de Verywell Mind sobre cómo captar el lenguaje corporal.

3. Controla tus emociones

Practica tu capacidad para controlar y regular tus emociones. A veces, necesitamos llevarnos bien con personas que no nos caen bien y frenar nuestra respuesta emocional instintiva. Otras veces, puede que necesitemos frenar el impulso de contar una historia si eso puede llevarnos a interrumpir a alguien.

Este artículo de Healthline profundiza en cómo regular tus emociones.

4. Comprométase con las personas con las que se cruza

Practica tu capacidad para ser amable y atraer a los demás.

Esto incluye:

  • Hacer preguntas amistosas como "¿Qué tal te ha ido desde la última vez?" o "¡Me alegro de verte!".
  • Tomar la iniciativa de acercarse a la gente o mantener el contacto con alguien con quien te llevas bien
  • Mostrando aprecio como "Has hecho una gran presentación" o "Me gusta tu chaqueta".

Este tipo de acciones suelen ser más fáciles para los extrovertidos, pero los introvertidos también podemos aprenderlas si les prestamos más atención.

Cuando interactúes con otras personas, practica dando pequeños pasos fuera de tu comportamiento normal para relacionarte con la gente. Puede que al principio te resulte incómodo antes de que te sientas cómodo, y no pasa nada. Puedes optar por verlo como una experiencia de aprendizaje.

5. Prestar atención a las normas sociales

Las normas sociales son todas las reglas y suposiciones no escritas sobre cómo actuar al socializar. La mejor manera de aprender las normas sociales si no estás seguro es observar a otras personas: analiza a las personas socialmente hábiles que te rodean para obtener consejos sobre cómo abordar distintas situaciones.

6. Ser capaz de adaptarse a distintos tipos de situaciones sociales

Las personas agradables son capaces de ajustar su comportamiento a lo que es apropiado en cada situación social, lo que se conoce como "rapport-building" y te ayuda a relacionarte con más tipos de personas en más tipos de situaciones[].

La compenetración tiene que ver con todo, desde los temas que eliges para hablar hasta tu lenguaje corporal. Lee nuestra guía completa aquí: Cómo crear compenetración.

7. Estudiar cómo utilizar un lenguaje corporal agradable

¿Qué mensaje estás enviando a través de tu comunicación no verbal? Las personas agradables suelen tener un lenguaje corporal amable y abierto. Esto incluye:

  • Sonriendo
  • Contacto visual directo, cambiando la mirada de vez en cuando.
  • Inclinar un poco la cabeza para mostrar empatía
  • Evitar distraerse al hablar con alguien
  • Utilizar un lenguaje corporal abierto: no cruzar las piernas ni los brazos.
  • Asentir en señal de acuerdo/comprensión
  • Tener una postura erguida
  • Relajar la expresión facial

8. Practica tu empatía

Parte de ser agradable y simpático consiste en mostrar comprensión hacia los demás. Los seres humanos aprecian que los demás muestren amabilidad ante su situación. Un pequeño ejercicio para desarrollar tu empatía es el siguiente:

Piensa en una persona que conozcas o en alguien con quien estés conversando. Presta atención a su comportamiento general, a su estado de ánimo y a su tono. Trata de imaginar cómo se puede estar sintiendo en ese momento. Luego piensa en las razones que pueden estar detrás de ese sentimiento. Hacer este ejercicio te ayuda a ser más consciente de las emociones de los demás.

9. Sal de ti mismo y analiza la situación

Una forma de ser consciente de tu propio comportamiento en una situación social es la atención plena. Esto significa centrarse en el momento presente y ser muy consciente de lo que sientes, lo que haces y lo que pasa por tu mente. Observa cómo reacciona la gente cuando haces y dices cosas diferentes.

He aquí un ejercicio que puedes hacer durante tu próxima interacción social: presta atención a los sentimientos sutiles que experimentas, sin juzgarlos ni intentar cambiarlos. ¿Cómo cambian estos sentimientos a lo largo de tu interacción social?

Este ejercicio puede hacerte más consciente de cómo tu comportamiento y el de los demás afectan a tus emociones.

10. Escucha atentamente

Las personas agradables suelen saber escuchar. Practica la escucha activa, que consiste en escuchar para oír lo que la otra persona tiene que decir, en lugar de intervenir con tu propio comentario.

Si notas que empiezas a formular tu siguiente frase cuando alguien está hablando, vuelve a prestar atención a lo que está diciendo. Intenta centrarte en el mensaje e inventa preguntas de seguimiento.

11. Hacer preguntas

Para escuchar, hay que hacer hablar a la gente. Un buen conversador suele hacer preguntas abiertas. En lugar de preguntar: "¿Le ha gustado su viaje a Europa?", que es una pregunta de sí o no, se puede preguntar: "¿Y cuáles fueron sus impresiones de Europa?". Ésta es una pregunta abierta que da a la persona muchas opciones para responder. No todas las preguntas tienen que ser abiertas, pero hay quepuede intentar hacer más de estas preguntas si siente que sus conversaciones tienden a apagarse.

Haz preguntas aclaratorias para dar a entender que te interesa lo que dicen. Si lo haces, será más gratificante hablar contigo. "¿Y recuperaste la cartera?" "¿Qué te dijo cuando volviste?"

12. Recuerda lo que te dice la gente

Tan importante como escuchar bien es recordar lo que la gente te ha dicho. La gente suele estar encantada de que le preguntes sobre algo que se ha hablado previamente, ya que indica que les has escuchado y te has preocupado por lo que decían.

"Mencionaste que ibas de excursión, ¿cómo fue?"

"¿Te encuentras mejor o sigues resfriado?".

13. Demuéstrale a la gente que te gusta

Nos gusta más la gente cuando creemos que nosotros les gustamos a ellos. Es lo que se llama reciprocidad del agrado[] Cuando adoptas una actitud amistosa hacia los demás y dejas claro que los apruebas, probablemente les gustarás a cambio.

Puedes demostrarle a la gente que te gusta:

  • Sonreírles y utilizar un lenguaje corporal abierto
  • Elogiarles por algo que hayan hecho
  • Hacerles un pequeño favor
  • Hacerles preguntas reflexivas que demuestren que te interesan sus experiencias y opiniones.

14. Aceptar a las personas por lo que son

Cuando respetes que todo el mundo tiene derecho a ser él mismo, te resultará más fácil ser amable y simpático. Deja que los demás digan lo que piensan, aunque no estés de acuerdo, y respeta sus decisiones sobre cómo hablan, se visten y pasan el tiempo.

Las investigaciones han demostrado que la amabilidad, la tolerancia y la empatía van de la mano, lo que significa que desarrollar tus habilidades de empatía puede ayudarte a ser más tolerante[].

Cuando hables con alguien que te parezca muy diferente, intenta aprender sobre él y su vida en lugar de juzgarlo. Imagina que eres un antropólogo y déjate llevar por la curiosidad.

15. Utilizar el humor

Si haces reír a la gente, es muy probable que les caigas bien. La risa libera unas sustancias químicas llamadas endorfinas, que fomentan la sensación de unión entre dos personas[] Siempre que no sean ofensivas, también es buena idea reírse de los chistes de los demás. Puede hacerte parecer más simpático y confirma que tienes sentido del humor.

Hasta que no conozca bien a alguien, limítese a un humor seguro que no se burle de nadie. Evite bromear sobre temas potencialmente controvertidos, como la política y la religión.

Algunos somos más graciosos por naturaleza que otros, pero utilizar el humor es una habilidad. Con la práctica, puedes mejorar a la hora de hacer chistes y observaciones ingeniosas. Echa un vistazo a esta guía sobre cómo ser gracioso en una conversación.

16. Comparte algo sobre ti

Cuando compartes algunos detalles personales sobre ti o tu vida, te haces vulnerable ante los demás. Esto puede hacerte más simpático porque demuestra que confías en ellos. La revelación también anima a los demás a compartir algo a cambio, lo que puede profundizar vuestra relación.

Sin embargo, es mejor evitar los detalles íntimos si no hace mucho que conoces a la otra persona. Deja que te conozca, pero evita hablar en profundidad de enfermedades, relaciones o creencias profundas sobre religión y política.

El acrónimo F.O.R.D. es una buena guía: en la mayoría de los casos, es seguro hablar de F familia, O cupación, R ecreación y D remas (por ejemplo, trabajos ideales y vacaciones de ensueño).

17. Elogiar a la gente

Cuando dices algo positivo sobre otra persona, ésta te atribuirá la misma cualidad a ti. Este efecto se ha demostrado en tres estudios científicos distintos[] y se conoce como "transferencia de rasgos"; por ejemplo, si elogias a alguien por su actitud optimista, empezará a pensar en ti de la misma manera. Ten cuidado de no pasarte con los elogios, porque hacer demasiados puede hacerteparecer poco sincero.

Ser agradable en diferentes situaciones

Es posible que desee aprender a ser agradable en diversos entornos, como el trabajo o las reuniones sociales, por teléfono o en una entrevista .

La forma de aplicar los consejos de este artículo variará en función del contexto. Tendrás que leer el ambiente y entender las normas sociales. Por ejemplo, no sería apropiado compartir información personal en una entrevista de trabajo o hacer preguntas a tu jefe sobre su vida privada.

Cómo ser agradable en el trabajo

Trabajar con clientes implica ser amable, sonreír y utilizar un lenguaje corporal positivo. De vez en cuando puedes hacer cumplidos que no sean demasiado personales, como "¡Me gusta tu bolso!" No hagas preguntas personales ni compartas información privada sobre ti.

A menos que también sean tus amigos, lo mismo ocurre cuando trabajas con colegas. En ambos casos, debes mantener unos límites profesionales claros.

Cómo ser agradable por teléfono

Lo que digas y tu tono de voz son clave. Utiliza un tono de voz optimista o tranquilo, dependiendo del tema de conversación. Recuerda que la otra persona no puede ver tus expresiones faciales ni tu lenguaje corporal, así que puede que tengas que explicar en detalle tus reacciones y sentimientos.

Cómo dar lo mejor de sí mismo en una entrevista

Mantenga un lenguaje corporal seguro y amistoso. Póngase de pie o siéntese recto, mire al entrevistador a los ojos cuando hable y sonría. Haga preguntas sobre la empresa y el puesto, pero evite los temas personales.

Cómo ser agradable en grupo

Si estás de pie o sentado con otras personas, ríete con los demás y asiente con la cabeza cuando alguien esté hablando, así consolidarás tu presencia en el grupo.

Hacer preguntas al grupo es una forma estupenda de parecer simpático y hacer que la gente hable entre sí. Las situaciones de grupo no suelen ser el escenario adecuado para mantener conversaciones en profundidad, pero puedes aprovechar la oportunidad para mostrar un interés sincero por las personas que conoces.

Consulta este artículo para obtener más consejos sobre cómo ser incluido en una conversación de grupo.

Cómo ser agradable en una conversación cara a cara

Cuando hablas con una persona a solas, puedes ser más personal que cuando estás en un grupo con todo el mundo escuchando. Puedes hacer más preguntas y revelar más información personal sobre ti. Esto puede generar confianza entre vosotros. Es una buena oportunidad para acercarte a otra persona.

Leer libros sobre cómo ser agradable

Hay muchos libros sobre cómo ser agradable disponible en línea.

Aquí tiene 3 de los mejores:

1. Cómo caerle bien a la gente en 90 segundos o menos

Este libro le mostrará cómo establecer rápidamente una buena relación con cualquier persona. Cuando domine esta habilidad, parecerá más simpático.

2. PeopleSmart: Desarrollar su inteligencia emocional

Si quieres aprender a ser asertivo, comprender a la gente y desarrollar la empatía, este libro te ayudará. Contiene muchos ejercicios que te muestran cómo poner en práctica estas habilidades.

3. El mito del carisma: cómo cualquiera puede dominar el arte y la ciencia del magnetismo personal

El mito del carisma le muestra por qué y cómo todo el mundo puede aprender a ser atractivo y agradable. Incluye estrategias útiles que puede empezar a aplicar inmediatamente.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.