Cómo apoyar a un amigo en apuros (en cualquier situación)

Cómo apoyar a un amigo en apuros (en cualquier situación)
Matthew Goodman

Incluimos productos que consideramos útiles para nuestros lectores. Si realiza una compra a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión.

Saber cómo ofrecer apoyo a un amigo que está pasando por un momento difícil puede ser todo un reto. Si no has pasado por lo mismo que tu amigo, puede ser difícil identificarse con su dolor. Quieres hacer que tu amigo se sienta mejor, pero tienes miedo de hacer o decir algo equivocado y hacer que se sienta peor.

En este artículo aprenderás a apoyar a tus amigos de forma que realmente Los consejos pueden aplicarse a cualquier situación en la que tus amigos necesiten consuelo:

  • Atravesar dificultades de salud mental o enfrentarse a una enfermedad mental.
  • Ser diagnosticado de una enfermedad terminal, como el cáncer, o ser el cuidador de alguien que está muy enfermo.
  • Atravesando una mala ruptura, separación o divorcio, o actualmente en una relación tóxica.
  • Pasar por problemas relacionados con el embarazo, incluidos el aborto, el aborto espontáneo y la fecundación in vitro.
  • Duelo por la pérdida de un ser querido o una mascota.
  • Salir del armario como gay, bisexual o no binario.

Además de aprender cómo apoyar a tus amigos, aprenderás qué señales debes buscar que puedan sugerir que tu amigo está pasando por un momento difícil. También recibirás algunos recordatorios importantes sobre cómo evitar descuidar tus propias necesidades mientras atiendes las necesidades de los demás.

Cómo apoyar a un amigo necesitado

Cuando se trata de animar a amigos que necesitan apoyo moral, lo más importante que puedes hacer es practicar la empatía. A menudo, la gente siente la necesidad de arreglar los problemas de sus amigos, pero lo que realmente necesitan es sentirse comprendidos, aceptados y cuidados. No puedes quitar el dolor a tus amigos, pero puedes atravesarlo con ellos y ser su testigo.

He aquí 9 formas de apoyar a un amigo con problemas:

1. Escucharles activamente

Si un amigo te cuenta algo y tú empiezas inmediatamente a ofrecerle consejos y soluciones, no se sentirá apoyado emocionalmente.

Estar ahí para alguien no consiste en decir lo "correcto", sino en crear un espacio seguro en el que pueda compartir y validar que todo lo que siente está bien. Para proporcionar validación hay que escuchar los sentimientos y luego transmitirlos a la otra persona.

Supón que te lo dice tu amigo:

"Llevo un año intentando concebir. Empiezo a pensar que no tiene remedio".

Para proporcionar validación, haz una estimación de cómo debe sentirse tu amigo:

"Entiendo que te sientas desanimado. No pensabas que tardaría tanto, ni que sería tan difícil. Es decepcionante".

2. Utilice preguntas abiertas para ayudarles a reflexionar

El cuestionamiento socrático es una estrategia utilizada por los terapeutas que les permite estar al lado de sus clientes sin darles directamente consejos. Este estilo de cuestionamiento abierto, que invita a la reflexión, ayuda a las personas a abrirse y a desarrollar una mejor comprensión de sus problemas[].

Puedes utilizar el cuestionamiento socrático para ayudar a tu amigo a ver sus problemas desde una perspectiva más neutral. Asegúrate de reconocer las emociones de tu amigo antes de interrogarle; de lo contrario, puede que no se sienta escuchado.

Digamos que te lo dice tu amigo,

"No puedo creer que mi marido me engañara. Debe significar que soy una esposa horrible".

Ver también: 18 tipos de amigos tóxicos (y cómo tratarlos)

Podrías preguntarles:

  • ¿Cómo ha llegado a esta conclusión?
  • ¿Podría haber otra forma de ver esta situación?
  • ¿De qué te sirve seguir pensando así?

3. Mantén la atención en tu amigo

Puede ser tentador compartir tu propia historia con tu amigo si has pasado por algo similar, pero hacerlo no siempre es útil. Puede hacer que tu amigo sienta que su historia no es tan importante o que la tuya lo es más.

Si crees que tu historia puede ser útil, menciónala brevemente pero no compartas los detalles.

Digamos que te lo dijo tu amigo:

"Mi padre tiene cáncer. No hemos decidido si debe someterse a quimioterapia o probar un tratamiento alternativo".

En lugar de decir: "Bueno, mi tío recibió quimioterapia y...", di:

"Sé lo dura que puede ser una decisión así. Tuve un familiar que pasó por algo parecido".

Deja que tu amigo decida si quiere saber más o no.

4. Anticiparse a sus necesidades y ofrecer ayuda

Un amigo que está pasando por dificultades puede beneficiarse de un gesto de ayuda. Cuando la gente se siente mal, no siempre piensa en pedir a los demás lo que necesita, así que es mejor ser proactivo a la hora de ofrecer ayuda.

No le preguntes a tu amigo cómo puedes ayudarle, ya que la responsabilidad vuelve a recaer sobre él. En lugar de eso, piensa en lo que tu amigo puede necesitar dado el problema al que se enfrenta y, a continuación, inicia la ayuda.

Por ejemplo, un amigo deprimido puede necesitar una motivación extra para salir de casa. Puedes ofrecerte a ayudarle enviándole un mensaje de texto:

"Voy a dar un paseo por el parque. Puedo recogerte dentro de una hora, si quieres acompañarme".

5. Sé reflexivo

Pequeños gestos que demuestren a tu amigo que piensas en él pueden hacer maravillas para inspirarle en los momentos difíciles. Esta estrategia también puede funcionar con amigos que viven lejos. No hace falta que estés en la misma ciudad o incluso en el mismo país que tu amigo para demostrarle que te importa.

Un ejemplo de gesto considerado podría ser enviarles unas palabras de ánimo por SMS. Si sabes que tienen una entrevista de trabajo importante próximamente y que están estresados por ello, envíales un mensaje deseándoles suerte. Otro ejemplo, si vives cerca de ellos, podría ser cocinarles su comida favorita cuando sepas que han tenido un mal día.

6. Respetar que saben más

Asumir que sabes mejor que tu amigo lo que necesita es un error. Si le impones tus consejos y opiniones, lo alejarás. Puede ser duro ver sufrir a un amigo, pero no eres responsable de los sentimientos o el comportamiento de los demás. Lo único que puedes hacer es apoyarlo lo mejor que puedas.

La única ocasión en la que puedes saber más que un amigo es si ha admitido que quiere hacerse daño a sí mismo o a otra persona. En este caso, debes animarle a buscar ayuda. La National Suicide Prevention Lifeline es una línea telefónica confidencial que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y que ofrece apoyo a las personas en crisis emocional. Si tu amigo rechaza el apoyo, llama tú mismo a la línea para determinar cuáles son los mejores pasos a seguir paraayudarles.

7. Utilizar la distracción

Puedes ayudar a tu ser querido distrayéndolo para que no piense en su dolor. A veces, las personas no quieren hablar de lo que les preocupa o no están emocionalmente preparadas para hacerlo. En estos casos, puede ser útil hacer algo divertido que les ayude a olvidarse de sus problemas y les devuelva un poco de normalidad.

Digamos que a tu amiga le han diagnosticado un cáncer de mama. Puede que esté cansada de que la gente la visite en casa y de que las conversaciones giren en torno a su enfermedad. ¿Por qué no le propones hacer algo emocionante con ella, como hacías antes de enterarte de que estaba enferma? Si se siente con ganas, sugiérele ir a comer o a dar un paseo por el campo.

8. Infundir esperanza en un futuro mejor

Si tu amigo está atravesando una crisis, puede que se sienta desesperanzado respecto al futuro. Puede que necesite ayuda para ver que las cosas pueden mejorar. Ahí es donde puedes entrar tú.

Evita dar a tu amigo consejos genéricos, como "el tiempo lo cura todo". Dar consejos cliché puede minimizar el dolor de tus amigos. Más bien, recuérdales sus puntos fuertes relevantes y cómo éstos podrían ayudarles a superar este duro periodo.

Supongamos que tu amigo ha perdido su trabajo y tiene pánico a encontrar uno nuevo. Podrías decirle: "Sé que encontrar un nuevo trabajo es desalentador, pero tienes algo poderoso en tu caja de herramientas: tu capacidad para establecer contactos. Conectas con la gente sin esfuerzo".

9. Anímales a buscar ayuda profesional

Si te sientes abrumado al escuchar los problemas de un amigo y no estás seguro de cómo manejar la situación, no pasa nada por ser sincero con él. Eso sí, asegúrate de no juzgarle, ya que podrías disuadirle de buscar ayuda en otra persona.

Podrías decir: "Siento mucho lo que estás pasando. Quiero estar ahí para ti, pero no estoy seguro de cómo o de si tengo la capacidad. ¿Has considerado hablar con un profesional?".

Puedes ofrecerte a ayudarles. También puedes indicarles un teléfono gratuito de crisis, como el National Suicide Prevention Lifeline. Quizá te interese leer nuestro artículo que explica cómo convencer a un amigo para que vaya a terapia.

Señales de que tu amigo puede tener problemas

Existen algunos cambios físicos y de comportamiento que las personas muestran cuando se sienten especialmente estresadas o están experimentando problemas de salud mental. Si observas alguno de los siguientes signos en tu amigo, deberías intentar hablar con él sobre tus preocupaciones.

1. Parecen distantes

Las investigaciones demuestran que cuando las personas se retraen y son evasivas, puede deberse a que están lidiando con mucho estrés[]. Esto podría manifestarse como que tu amigo rechaza invitaciones para salir, está más callado en general o simplemente no parece él mismo.

Quizá también le interese leer nuestro artículo que explica qué hacer cuando los amigos se distancian.

2. Han dejado de responder a los mensajes

Si tu amigo ha dejado de responder a los mensajes por completo, o si sus mensajes han adquirido un tono diferente, puede que algo esté pasando.

Estar deprimido puede hacer que las personas se sientan abrumadas y con poca energía[], de modo que incluso algo aparentemente pequeño, como responder a un mensaje, puede parecer una tarea pesada para alguien con depresión clínica.

3. Han dejado de hacer lo que les gustaba

La anhedonia, es decir, la pérdida de interés o placer por cosas que solían ser placenteras, es un síntoma de depresión[]. Si has observado que tu amigo ha dejado repentinamente de participar en actividades que solía disfrutar con regularidad, es posible que esté pasando apuros emocionales.

4. Son más llorones

En el manual oficial que utilizan los psicólogos para diagnosticar la depresión, uno de los síntomas que buscan es un estado de ánimo triste y persistente, que puede incluir lagrimeo observado por otras personas[].

Si observas que tu amigo llora con más frecuencia o que no puede contener las lágrimas por pequeñas frustraciones cotidianas, es posible que haya algo más importante en juego.

5. Son más autocríticos

Ser autocrítico se ha relacionado con problemas de salud mental como la depresión, los trastornos alimentarios, la ansiedad y el trastorno bipolar[][].

¿Tu amigo habla constantemente de sí mismo de forma negativa? Por ejemplo, ¿dice lo malo, tonto o feo que es? Este tipo de autoconversación podría indicar un trastorno de salud mental subyacente[].

6. Han empezado a consumir sustancias

Si tu amigo ha empezado a beber alcohol o a consumir drogas cuando antes no lo hacía, o si consume sustancias con más regularidad, esto podría ser problemático. Automedicarse con drogas o alcohol es una forma poco saludable de afrontar los factores estresantes de la vida, así como otros problemas de salud mental[].

7. Han dicho cosas preocupantes

Las personas con tendencias suicidas pueden hacer afirmaciones activas o pasivas sobre su deseo de morir[]. Las afirmaciones activas incluyen decirte directamente que desean morir. Las afirmaciones pasivas incluyen decir cosas como: "Ojalá pudiera dormirme y no despertarme nunca más".

Si sospechas que tu amigo puede tener tendencias suicidas, deberías animarle a llamar a la línea nacional de prevención del suicidio. Si se niega a recibir ayuda, deberías llamar tú mismo a la línea y pedir consejo sobre qué pasos dar a continuación.

Este artículo sobre qué decir (y qué no decir) a una persona deprimida también puede ser de ayuda.

8. Han perdido o ganado peso

Cuando una persona está estresada, especialmente durante mucho tiempo, puede afectar a los procesos corporales normales, incluidos el apetito y el metabolismo. Dependiendo de la respuesta del organismo al estrés, puede producirse una pérdida o un aumento de peso[].

9. Parecen cansados

El estrés crónico puede provocar problemas de sueño, como problemas para conciliar el sueño o para mantenerlo[]. Si tu amigo muestra signos visibles de fatiga, como párpados colgantes, ojeras y piel pálida, es posible que esté experimentando problemas de sueño como consecuencia del estrés.

10. Es evidente que no se cuidan

Las investigaciones demuestran que algunas personas deprimidas tienen dificultades para mantener sus normas de higiene personal[] Cuando ves a tu amigo, ¿te parece que se acaba de levantar de la cama y se ha olvidado de mirarse en el espejo antes de salir de casa? Si esto te parece poco habitual en él, podría significar que tiene dificultades para seguir el ritmo de las exigencias de la vida.

11. Se han hecho daño a propósito

Cuando alguien se autolesiona intencionadamente, es porque está emocionalmente angustiado y no sabe cómo afrontar sus sentimientos difíciles[] También puede indicar una enfermedad mental subyacente, como depresión, un trastorno alimentario o un trastorno de la personalidad[].

Si observas marcas extrañas en el cuerpo de tu amigo, como cortes, arañazos o quemaduras, y sospechas que pueden ser autoinfligidas, no te quedes callado. Pregúntale suavemente por las marcas, evitando juzgarle. Hazle saber que estás a su lado y anímale a buscar ayuda.

Si admiten que se sienten suicidas, tendrás que buscar apoyo inmediato para ellos. Puedes ponerte en contacto con la línea nacional de prevención del suicidio para que te ayuden.

Cómo cuidar de uno mismo mientras se cuida de los demás

Apoyar a tus amigos es algo admirable, pero a veces cuidar de los demás puede pasar factura a tu propio bienestar emocional y mental. Es crucial que mantengas tu propio autocuidado y que pongas límites a la hora de ayudar a tus amigos.

Ver también: Cómo encontrar cosas en común con alguien

Aquí tienes 4 maneras de practicar el autocuidado mientras apoyas a los demás:

1. No asuma demasiadas cosas

Si eres una persona muy sensible, puede que te afecten más los estados de ánimo de los demás.[] Si empiezas a sentirte abrumado por los problemas de tus amigos, da un paso atrás. Sé sincero con tu amigo y hazle saber que no te sientes capaz de ayudarle. Ofrécete a ayudarle a encontrar apoyo profesional de un terapeuta.

2. Establecer límites

Es importante conocer tus límites cuando se trata de cuánto apoyo y qué tipo de apoyo estás dispuesto a dar a tus amigos. Si un amigo te ha estado llamando cinco veces al día para hablar de todo, desde su mal matrimonio hasta su hermana que perdió un bebé, puede convertirse rápidamente en demasiado.

No pasa nada por poner un límite a lo que tu amigo puede esperar de ti en términos de apoyo. No pasa nada por decirle: "De verdad que quiero estar ahí para ti, pero no puedo estar disponible a todas horas del día. ¿Podemos reservar algo de tiempo para hablar de estas cosas en persona?".

3. Practicar el autocuidado

El autocuidado implica hacer cosas que promuevan la salud mental, emocional y física[]. Algunos ejemplos son salir a correr, darse una ducha caliente y meditar. El autocuidado proporciona una forma saludable de afrontar y procesar las emociones difíciles. Por eso es importante practicar el autocuidado mientras se cuida de los demás, porque escuchar las luchas de aquellos a los que se quiere puede ser emocionalmente agotador.

4. Hable con un terapeuta

Las investigaciones demuestran que, en algunos casos, las personas pueden experimentar un trauma secundario[] De modo que si tu amigo fue, por ejemplo, agredido sexualmente y desarrolló un TEPT, tú podrías desarrollar una respuesta traumática similar[] Incluso si no estás gravemente traumatizado por los problemas de un amigo, puede servirte de ayuda si no lo estás afrontando emocionalmente.

Preguntas frecuentes

¿Qué debo hacer si me preocupa alguien en Internet?

Si te sientes cómodo, envíales un mensaje de apoyo y anímales a buscar ayuda. Si crees que están en peligro o necesitan apoyo profesional, denuncia la publicación a la plataforma.

¿Cómo puedo preguntar si mi amigo está bien?

Reserve un tiempo para hablar con ellos en privado. Hágales saber de antemano que está preocupado por ellos y pregúnteles si están dispuestos a hablar de ello. De este modo, no se sentirán sorprendidos cuando hable con ellos.

¿Y si me han pedido que guarde un secreto?

Si tu amigo ha admitido que quiere hacerse daño a sí mismo o a otros, entonces hay que romper la confidencialidad para mantener a salvo a tu amigo y a otras personas.

¿Por qué son importantes las amistades solidarias?

Contar con una sólida red de apoyo social favorece la salud mental. En cambio, el aislamiento social se ha asociado a una mala salud mental[] y física[].

Si te cuesta ser más sociable, tenemos un artículo sobre la importancia y los beneficios de ser más sociable que puede resultarte útil.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.