Cómo ser una mariposa social

Cómo ser una mariposa social
Matthew Goodman

"Quiero saber cómo ser una mariposa social. Veo a gente que se lleva bien con todo el mundo y se hace amiga de todos los que conoce. Quiero ser así: quiero ser una mingler que se sienta cómoda hablando con cualquiera".

No hay duda de que algunas personas nacen con un don natural para la socialización. Pero eso no significa que no puedas desarrollar una personalidad de mariposa social. Este artículo te enseñará las mejores estrategias para ser más atractivo y simpático.

¿Qué es una mariposa social?

Piensa en la persona más encantadora socialmente que conozcas. ¿Cómo se comporta con los demás? ¿Cómo hace a los demás?

Las mariposas sociales son conocidas por ser carismáticas y desenvueltas. Son las que pueden entrar en una habitación y entablar conversación con cualquiera. Hacen que los demás se sientan bien.

Las mariposas sociales tienen excelentes habilidades sociales. Saben cómo iniciar y mantener una conversación, y parecen hacerlo todo con facilidad. Se muestran seguras de sí mismas sin ser engreídas, y suelen tener muchos amigos.

Algunas mariposas sociales nacen extrovertidas y desenvueltas por naturaleza, pero otras personas dedican tiempo y esfuerzo a practicar esta habilidad.

Consejos generales para convertirse en una mariposa social

Estos son algunos pasos universales que puedes dar si quieres ser más sociable. Estos consejos se aplican en casi todos los entornos sociales. Recuerda que suelen ser más fáciles con la práctica. Al principio, puede resultar incómodo probar estas nuevas habilidades, pero es importante seguir con ellas.

Practicar el interés por la gente

Haz todo lo posible por adoptar una mentalidad curiosa. Cuando salgas al mundo, dite a ti mismo este mantra, las personas son interesantes y quiero aprender más sobre ellas.

Si tiendes a juzgar, la gente puede captar esa mentalidad incluso antes de que empieces a hablarles. Eso se debe a que puedes revelarlo en tu lenguaje corporal. Por ejemplo, puedes tener los brazos cerrados o responder con respuestas cortas.

Recuerda que todo el mundo tiene una historia que contar y que tú quieres oírla.

El mero hecho de tener este tipo de mentalidad positiva puede ayudarte a mantenerte positivo cuando interactúes con la gente y te coloca en una posición privilegiada para atraer una buena conversación.

Practica hablar con tanta gente como puedas

Tienes que practicar para ser más sociable si quieres ser una mariposa social.

He aquí el reto: intenta hablar con al menos 5 personas nuevas a la semana. No importa quiénes sean ni cuánto dure la conversación. Simplemente céntrate en desarrollar la habilidad y repetirla a menudo.

Después de cada interacción, hazte estas dos preguntas:

  • ¿Qué he hecho bien?
  • ¿Qué me gustaría mejorar la próxima vez?

Puede ser útil anotar estas respuestas en un diario. El objetivo de este ejercicio es ayudarte a ser más consciente de tus pautas de socialización. Por ejemplo, puedes darte cuenta de que se te da muy bien hacer preguntas a la gente sobre su vida, pero no sabes cómo terminar una conversación sin sentirte incómodo o avergonzado.

Ver también: Cómo disfrutar de la vida social (para quienes prefieren estar en casa)

No pasa nada si hay muchas cosas que quieres mejorar. Esta toma de conciencia es el primer paso para desarrollar objetivos basados en la acción.

Nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación puede resultarte útil.

Leer libros de superación personal y socialización

Ahora que ya conoce algunos de sus puntos débiles específicos, tómese su tiempo para formarse.

Recuerda que la socialización no siempre surge de forma natural. No pasa nada si no aprendiste estas habilidades cuando eras más joven, sólo significa que necesitas aprenderlas ahora.

Hemos revisado y clasificado docenas de libros sobre socialización. Echa un vistazo a nuestras guías sobre:

  • Los mejores libros para hacer amigos.
  • Los mejores libros para entablar conversación con cualquiera.
  • Los mejores libros de habilidades sociales.

Mostrar interés por las historias de los demás

Ya hemos hablado de tener una mentalidad curiosa al interactuar con los demás. Cuando tienes curiosidad, es más probable que prestes atención a otra persona. Eso es bueno: la gente quiere sentir que sus historias importan.

Practica la escucha activa. Elimina las distracciones y limítate a escuchar con atención a la otra persona. Intenta imaginar cómo se debe sentir. Ésta es la base de la empatía, y es lo que ayuda a las personas a sentirse comprendidas y conectadas.

Haz preguntas abiertas de aclaración o seguimiento. Por ejemplo, si te dicen cuál es su trabajo, puedes preguntar, ¿cómo es un día normal? O si tu vecina te cuenta que su perro la despertó anoche, puedes preguntarle, ¿con qué frecuencia te ocurre eso?

Asume que la gente quiere ser tu amigo

Es una mentalidad sencilla, pero muy importante.

La mayoría de la gente quiere hacer amigos. Un buen mingler lo sabe. A todo el mundo le gusta sentirse conectado y como si perteneciera a algo. Cuando estés en un acto social, dite a ti mismo, la gente quiere ser mi amiga. El simple hecho de decírtelo a ti mismo puede ayudarte a sentirte más seguro.

Si este ejercicio te parece imposible, significa que necesitas trabajar tu autoestima. Puedes empezar por consultar nuestros consejos para sentirte menos cohibido.

Hazte interesante

Las mariposas sociales suelen ser personas interesantes. No se limitan a ir a trabajar, volver a casa, ver la tele e irse a dormir todos los días, sino que viven vidas apasionantes y únicas.

Si ése es tu objetivo, tienes que empezar por hacerte más interesante. Esto significa ampliar tu rutina habitual y probar cosas nuevas. He aquí algunas sugerencias prácticas:

  • Haz una lista de cosas que hacer antes de morir y comprométete a probar una actividad nueva al mes.
  • Ve una película que normalmente no verías.
  • Lea libros que normalmente no leería.
  • Pase un día explorando su ciudad sin planes predeterminados.
  • Pruebe una nueva actividad física (senderismo, bicicleta, yoga, etc.)
  • Asiste a los tres próximos actos a los que te inviten, aunque no tengan ningún atractivo para ti.

El objetivo no es abrumarse con cosas nuevas, sino tener una mentalidad más abierta y espontánea a la hora de vivir la vida.

Sé amable con los demás

Las mariposas sociales hacen que los demás se sientan bien. Por eso a la gente le gusta estar cerca de ellas. No tienes por qué ser un pusilánime, pero deberías aceptar ser cariñoso y generoso.

Puedes ser más amable

  • Elogiar a otras personas.
  • Ofrecer ayuda sin esperar nada a cambio.
  • Comprobar cómo están las personas.
  • Dedicar más tiempo al voluntariado.
  • Hacer saber a la gente que la aprecias.

Recuerda que no gustarás a todo el mundo

Ni siquiera las mejores mariposas sociales se llevan bien con todo el mundo.

Es imposible gustar a todas las personas del planeta. Intenta no malgastar tu tiempo ni tu energía haciéndoles cambiar de opinión, ya que probablemente sólo conseguirás sentirte frustrado. En lugar de eso, céntrate en las personas que parecen interesadas en ti.

Consulta nuestra guía sobre qué hacer si a menudo sientes que no gustas a la gente.

Cómo ser una mariposa social en situaciones concretas

A medida que sigues practicando los consejos sociales universales, la socialización tiende a resultar más fácil, pero sigue siendo importante conocer los mejores consejos para determinadas situaciones.

En la universidad

La universidad puede resultar solitaria, sobre todo si estás en un centro nuevo y no conoces a nadie. Consulta nuestra guía sobre cómo hacer amigos en la universidad.

He aquí algunos consejos para ser más sociable:

Hable con la persona sentada a su lado

En cada clase, haz el esfuerzo de presentarte a tus compañeros. Puedes decir algo como, Hola, soy ____. ¿Cómo te llamas? Como pregunta complementaria, puede preguntar:

  • ¿Cuál es tu especialidad?
  • ¿Qué opina de esta clase hasta ahora?
  • ¿Cómo te va el día?

Únete a un club

Comprométete a unirte al menos a un club o actividad social del campus. Ofrecen oportunidades para socializar, pero aún así tienes que esforzarte por conocer a otras personas. Algunas buenas preguntas que puedes hacer a otros miembros son:

  • ¿Qué te hizo apuntarte a este club?
  • ¿En qué más trabaja?
  • ¿Qué opina de las reuniones/actividades realizadas hasta ahora?

Propóngase asistir a todos los actos sociales que pueda. Al principio puede sentirse incómodo, pero es importante seguir exponiéndose a estas oportunidades.

Conseguir trabajo en el campus

Si necesitas trabajar en la universidad, considera la posibilidad de conseguir un empleo en el campus. Es una forma estupenda de conocer a otros estudiantes.

Invita a gente de tu residencia a pasar el rato

No hace falta que esté demasiado planeado. Si vas a bajar a tomar un café, pregunta si alguien quiere acompañarte. Si es la hora de cenar, comprueba si tu compañero de piso también tiene hambre. Aunque no se trate de un acto social intencionado, estas pequeñas interacciones pueden ayudarte a practicar tus habilidades de socialización y a profundizar en tus amistades.

Después de la universidad

A veces, a la gente le resulta difícil hacer amigos después de graduarse. Puedes leer nuestra guía sobre cómo hacer amigos después de la universidad.

He aquí algunos consejos prácticos:

Apúntate a 1-2 clases

Apuntarse a una clase o actividad te obliga a socializar con otras personas. Apúntate a algo que despierte tu interés y asegúrate de comprometerte a ir a los eventos. Intenta buscar en Google "Eventos cerca de mí" o "Clases cerca de mí" para encontrar eventos en tu zona.

Manténgase conectado a través de las redes sociales

Si utilizas las redes sociales, te resultará fácil mantenerte en contacto con antiguos amigos. Acércate a ellos en sus cumpleaños y comenta sus fotos más recientes.

Y, lo más importante, envía mensajes. Cuando alguien publique algo sobre lo que le ha ocurrido, puedes enviarle un mensaje directo felicitándole por la noticia. Luego, tienes la oportunidad de hacer un seguimiento y preguntarle cómo le va.

En la ciudad

Estar en una ciudad nueva puede resultar abrumador para cualquiera. Nuestra guía recoge las mejores formas de hacer nuevos amigos en una ciudad nueva.

He aquí algunos consejos para ser más sociable en una ciudad nueva:

Vivir con compañeros de piso

Ahorrarás dinero y conocerás a más gente. Aunque no te gusten tus compañeros de piso, tendrás que practicar la socialización con ellos. Puede que también tengan amigos de los que te puedas hacer amigo.

Unirse a un grupo religioso

Si eres religioso o espiritual, busca una iglesia o un templo que te atraiga. Después, haz un esfuerzo por asistir a los actos sociales. Estarás rodeado de gente con ideas afines, y eso puede brindarte buenas oportunidades para conectar.

Apúntate a una clase

Las ciudades suelen tener cientos de clases u organizaciones diferentes a las que puedes unirte. Busca 1-2 que te parezcan interesantes.

Cuando llegues, intenta adoptar la mentalidad positiva de que la gente quiere conocerte y ser tu amigo. Recuerda que la mayoría de la gente se apunta a estas clases porque quiere conocer gente nueva.

En el trabajo

Para ser más sociable en el trabajo, puedes probar los siguientes consejos.

Concéntrese en conocer primero a algunas personas

Es más fácil ser sociable cuando ya tienes algunos amigos. Empieza con un compañero de trabajo cada vez. Invita a uno de ellos a comer contigo. Después de una reunión, pregúntale si quiere que repasemos juntos las notas.

Hacer actos de bondad al azar

Si vas a tomar un café antes del trabajo, compra una caja de donuts para la oficina. Si estás trabajando en un proyecto difícil, envía un correo electrónico a tu compañero de trabajo haciéndole saber lo mucho que aprecias su ayuda.

Ver también: Amor propio y autocompasión: definiciones, consejos y mitos

Sé la persona que hace que los demás se sientan apoyados. Cuanto más amable seas, más gente querrá conocerte. En caso de duda, la comida siempre suele alegrar el día a la gente. A todo el mundo le encanta ver donuts en la sala de descanso!

Hacer preguntas a los compañeros sobre sus vidas

No te cortes a la hora de conocer a gente fuera del trabajo. Por supuesto, tienes que ser apropiado y tener tacto cuando lo hagas. Algunas buenas preguntas por defecto son:

  • ¿Qué vas a hacer este fin de semana?
  • Me gusta mucho tu ______. ¿De dónde lo has sacado?
  • ¿Qué sueles hacer en vacaciones? (si es en época navideña)
  • ¿Has probado ___ (restaurante)? Estoy pensando en ir a comer allí hoy.

¿Vas a hacer algo divertido esta noche?

...

Encontrarás más consejos relevantes sobre cómo ser una mariposa social en nuestra guía sobre cómo ser más extrovertido.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.