Cómo ser memorable (si a menudo se siente ignorado)

Cómo ser memorable (si a menudo se siente ignorado)
Matthew Goodman

La mayoría de nosotros nos hemos visto alguna vez en la incómoda situación de hablar con alguien que no sabe quiénes somos, a pesar de habérnoslo presentado en una ocasión anterior. Pero si a menudo te sientes pasado por alto u olvidado, quizá quieras aprender a ser más memorable. En esta guía aprenderás a dejar una impresión positiva y duradera.

1. Saludar cordialmente

Las personas amables y acogedoras suelen dejar una buena impresión que las hace más memorables. Cuando saludes a alguien, mantén el contacto visual y sonríe para demostrarle que te alegras de verle. Si alguien te da la mano, dásela firmemente a cambio.

Aquí tienes algunas cosas que puedes decir para dejar claro que te alegras de ver a alguien:

  • "Hola [Nombre], tenía ganas de conocerte".
  • "Hola [Nombre], me alegro de volver a verte".
  • "¡Buenos días [Nombre]! [Amigo común] me ha hablado mucho de usted".

2. Recordar los nombres de las personas

A la gente le gusta que se acuerden de ella y, si hace un esfuerzo por recordar su nombre, es más probable que se acuerden de usted.

He aquí algunas formas de memorizar un nombre nuevo:

  • Repite el nombre cuando lo oigas por primera vez. Por ejemplo, si alguien te dice que se llama Amanda, dile: "Encantado de conocerte, Amanda".
  • Asocia el nombre con algo o alguien, ya sea un objeto, un personaje famoso, un animal, un personaje o alguien que conozcas. Por ejemplo, si conoces a alguien que se llama Henry y tu familia tenía un perro con el mismo nombre, imagina a tu mascota sentada junto a la persona que acabas de conocer para consolidar la asociación.
  • Utiliza su nombre al despedirte.

3. Utilizar un lenguaje corporal seguro

Un lenguaje corporal seguro le ayudará a mostrarse como una persona positiva y socialmente hábil, lo que le hará más memorable.

He aquí algunas formas de parecer más seguro de ti mismo:

  • Siéntese o manténgase erguido; mantenga una buena postura.
  • Levanta la cabeza, no mires al suelo.
  • No coloque ningún objeto delante de su cuerpo para formar una barrera entre usted y la otra persona, ya que podría parecer distante.
  • Evita moverte o jugar con tu bolso, vaso o cualquier otro objeto.
  • Mantén el contacto visual durante la conversación, interrumpiéndolo brevemente cada pocos segundos para no parecer demasiado intenso.

Consulta nuestra guía sobre lenguaje corporal seguro para obtener más consejos.

4. Saber escuchar

Muchas personas no saben escuchar. Si consigues que alguien se sienta escuchado y comprendido, probablemente te recordará.

Ser mejor oyente:

  • No interrumpas. Si te sorprendes hablando por encima de la otra persona, discúlpate y di: "Para volver a lo que estabas diciendo...".
  • Indica que estás interesado manteniendo el contacto visual, asintiendo de vez en cuando cuando te digan algo e inclinándote ligeramente hacia delante.
  • No te apresures a llenar los silencios y asegúrate de que la otra persona ha terminado de hablar antes de responder.
  • Haz preguntas aclaratorias si no estás seguro de lo que quiere decir la otra persona. Por ejemplo: "Para que me quede claro, te mudaste de casa la primavera pasada y dos meses después conseguiste un nuevo trabajo, ¿es eso cierto?".

Consulte nuestro artículo sobre cómo escuchar mejor para obtener consejos más detallados.

5. Seguimiento de conversaciones anteriores

En general, la gente te apreciará y recordará si muestras un interés genuino por lo que dicen. Una forma de hacerles sentir especiales es hacer un seguimiento de conversaciones anteriores.

Por ejemplo, digamos que estás hablando con alguien nuevo y te dice que le encanta cocinar. Antes de que puedas profundizar demasiado en el tema, llega otra persona y dirige la conversación en una nueva dirección. Si te encuentras con tu nuevo conocido más tarde por la noche, podrías retomar la conversación anterior diciendo algo como: "Antes me has dicho que te encanta cocinar. ¿Qué es¿Su tipo de cocina favorito?"

6. Encontrar puntos en común

Puede ser más fácil acordarse de la gente cuando compartimos puntos en común. No siempre es obvio lo que tú y otra persona tenéis en común, pero si estáis dispuestos a hablar de varios temas, puede que encontréis uno que os guste a los dos. Cuando hayáis descubierto un interés compartido, podréis mantener una conversación profunda.

Consulte nuestra guía sobre cómo encontrar cosas en común con alguien para obtener consejos prácticos.

7. Tener una actitud positiva

El entusiasmo y la positividad son cualidades atractivas y populares, y las investigaciones demuestran que las caras felices son memorables[].

He aquí algunas formas de dar una imagen más positiva:

  • No critiques, te quejes ni condenes a menos que sea absolutamente necesario.
  • Intenta encontrar algo positivo que decir sobre lo que te rodea, aunque sea una simple observación como "Han hecho un buen trabajo repintando esta habitación" o "Qué planta más chula".
  • No tiene por qué gustarle todo el mundo, pero la mayoría de la gente tiene al menos uno o dos puntos positivos, aunque sea algo tan sencillo como ser siempre puntual.

Si quieres más consejos, lee nuestro artículo sobre cómo ser más positivo.

Ver también: Cómo reconectar con un amigo (con ejemplos de mensajes)

8. Estar dispuesto a hablar de temas diversos

Estar bien informado no te convierte automáticamente en un gran conversador. Sin embargo, es más fácil contribuir a las discusiones con diferentes tipos de personas si amplías tu visión del mundo.

He aquí algunas formas de ampliar tus horizontes:

Ver también: Cómo hablar con desconocidos (sin resultar incómodo)
  • Estar al día de la actualidad
  • Escuchar podcasts sobre temas completamente nuevos para usted
  • Lectura de libros sobre diversos temas de no ficción
  • Cambie sus hábitos televisivos: vea una película o un programa de televisión que normalmente no le atraería.
  • Hacer un curso en línea sobre algo de lo que no se sabe nada

9. Estar dispuesto a aprender algo nuevo

Si estás hablando con alguien y saca a relucir una pasión o un interés que es completamente nuevo para ti, invítale a que te cuente lo básico. A la mayoría de la gente le encanta hablar de las cosas que son importantes para ella, y puede que recuerde vuestra conversación durante mucho tiempo.

Puedes decirles: "Admito que soy un completo principiante en lo que se refiere a [su tema favorito], pero me encantaría preguntarte algunas cosas sobre él" Si parecen entusiasmados, entonces puedes hacerles algunas preguntas.

Cuando utilices esta estrategia, es probable que la otra persona te recuerde como una persona humilde con una mente abierta. Como ya has dejado claro que no tienes ningún conocimiento previo, puedes seguir adelante y hacer preguntas muy básicas.

Por ejemplo, si le gusta la jardinería, puede preguntarle:

  • "¿Qué tipo de cosas se plantan en esta época del año?".
  • "He oído que es fácil cultivar tus propias verduras. ¿Es cierto?"
  • "¿A la mayoría de los jardineros les gusta la jardinería ecológica hoy en día?"

10. Mostrar sentido del humor

Compartir chistes o citas divertidas puede hacerte más simpático, lo que a su vez podría hacerte más memorable. Intenta no confiar en el humor enlatado; los mejores chistes suelen basarse en observaciones sobre la situación en la que te encuentras o hacen referencia a experiencias compartidas.

Sin embargo, intenta no presionarte demasiado; no tienes por qué ser ingenioso todo el tiempo. Por ejemplo, si estás en una primera cita, es posible que te sientas demasiado nervioso para hacer bromas, pero aun así puedes demostrar tu sentido del humor sonriendo o riéndote cuando la otra persona diga algo divertido.

Si desea una guía detallada sobre cómo utilizar el humor en situaciones sociales, lea nuestro artículo sobre cómo ser gracioso en una conversación.

11. Dar respuestas únicas

Hay ciertas preguntas que suelen surgir en la mayoría de las situaciones sociales cuando estás conociendo a alguien. Muchas personas dan respuestas cortas y poco interesantes. Si quieres destacar, puede ayudarte ensayar respuestas más intrigantes o divertidas a preguntas comunes como "¿Dónde vives?", "¿Qué tipo de trabajo haces?" o "¿Tienes hijos?".

Por ejemplo, supongamos que alguien le pregunta: "¿A qué se dedica?".

  • Ejemplo de respuesta poco interesante: "Trabajo en un centro de llamadas".
  • Ejemplo de una respuesta más interesante: "Trabajo en un centro de llamadas. Soy la persona en la que confía la gente para arreglar sus ordenadores cuando la pantalla se queda en blanco".

O digamos que alguien te pregunta: "¿Tienes hijos?".

  • Ejemplo de respuesta poco interesante: "Sí, tengo un hijo".
  • Ejemplo de una respuesta más interesante: "Sí, tengo un niño de dos años que quiere ser un dinosaurio".

12. Contar historias interesantes

Las historias son memorables. Por eso, si aprendes a ser un buen contador de historias, es más probable que la gente te recuerde. Una historia inolvidable es corta, relatable y termina con un giro o remate. Adapta tus historias a tu público. Por ejemplo, una historia sobre una noche de borrachera puede estar bien para una fiesta informal, pero no en una conferencia profesional.

Consulta nuestra guía sobre cómo contar una historia en una conversación para obtener más consejos. No intentes contar historias como forma de impresionar a la gente porque tu oyente podría pensar que estás fanfarroneando.

13. Facilita que la gente hable contigo

Muchas personas tienen ansiedad social, sobre todo cuando están con gente que no conocen muy bien. Si consigue que se sientan cómodos, probablemente le recordarán como alguien con quien es fácil hablar.

He aquí algunas maneras de que sea fácil hablar contigo:

  • No responda "Sí" o "No". Si alguien te hace una pregunta, facilítales que sigan con la conversación dándoles material con el que trabajar. Por ejemplo, en lugar de limitarte a decir "Sí" cuando alguien te pregunte si vives cerca, podrías decir: "Sí, vivo cerca. Mi casa está junto al lago. Me he mudado hace poco, pero me gusta estar allí".
  • Haga preguntas significativas. Facilite que alguien se abra a usted haciéndole preguntas que le animen a hablar de su vida, sus intereses y sus sueños. Nuestro artículo sobre el método F.O.R.D. puede serle útil si le cuesta encontrar preguntas.
  • Sé positivo y alentador. Cuando alguien se abra a ti, tómate en serio sus opiniones, aunque no estés de acuerdo. Practica una o dos frases de tacto que puedas utilizar para mantener el ambiente agradable, como "¡Qué perspectiva tan interesante!" o "Siempre es bueno hablar con gente con otro punto de vista. Me ha gustado nuestra charla".

14. Ayudar a la gente

Cuando ayudas a alguien, es probable que te recuerde como una persona amable y considerada. Si estás en condiciones de echarle una mano y hacerle un favor no te va a costar demasiado tiempo ni esfuerzo, adelante.

Por ejemplo, supongamos que has conocido a alguien que está pensando en reciclarse como abogado, pero no está seguro de si es la opción adecuada para él. Podrías decirle: "Tengo un amigo que acaba de licenciarse en Derecho. Si estás pensando en estudiar la carrera de Derecho, él estará encantado de darte algunos consejos. Si quieres, puedo darte su número".

15. Hablar con un tono de voz atractivo

Si hablas en un tono monótono, es poco probable que la gente recuerde la mayor parte de lo que dices. Mejorar tu forma de hablar puede ayudarte a ser más memorable. Intenta variar el tono, el timbre y el volumen de tu voz para mantener la atención de tus oyentes.

Consulta nuestra guía sobre cómo arreglar una voz monótona para obtener consejos.

16. Comparte tus opiniones

Si alguien te pide tu opinión o tus pensamientos sobre un tema, compártelos. Las personas que siguen a la multitud no suelen ser tan memorables como las que piensan por sí mismas.

Sin embargo, no seas provocador sólo por llamar la atención de la gente. Quieres que te recuerden como alguien con opiniones propias, no como una persona que ofende a los demás sin una buena razón. Sé honesto pero no conflictivo, y acepta que los demás no siempre estén de acuerdo contigo.

17. Tener una pasión

Tener pasión por algo puede hacer que destaques, sobre todo si tienes una afición o un interés poco habitual. Por ejemplo, si te gusta abrir cerraduras o hacer jarrones de cristal en miniatura, es probable que la gente te haga preguntas sobre tu afición si surge en la conversación.

Si aún no tienes una pasión, reserva algo de tiempo para probar algo nuevo. Puede que tengas que probar varias cosas antes de encontrar una afición o interés que te encante. Busca cursos en Internet, consulta las clases disponibles en tu colegio comunitario local o prueba Meetup y encuentra un par de grupos de interés a los que unirte.

18. Enviar un mensaje de seguimiento después de una reunión

Un mensaje de seguimiento después de una reunión importante, una entrevista o una llamada telefónica no sólo es buena educación, sino que también puede hacer que destaque entre otras personas de su sector o lugar de trabajo.

Por ejemplo, después de un discurso de ventas o una presentación, puede enviar un breve correo electrónico a su cliente potencial, agradeciéndole su tiempo y recordándole que estará encantado de responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre su empresa o sus servicios.

Este tipo de mensaje te hace memorable porque se nota:

  • Respetas el tiempo de la otra persona
  • Prestas atención a los detalles
  • Le interesa el resultado

19. Prometer menos y cumplir más de lo prometido

Las personas que no prometen y cumplen lo prometido no sólo hacen lo que prometen, sino que van más allá. Si no prometes lo prometido y cumples lo prometido en el trabajo, tendrás fama de ser una persona fiable que toma la iniciativa, lo que te hará destacar.

Por ejemplo, supongamos que tu jefe te pide que termines un borrador de un informe para el jueves por la tarde. Si terminas el borrador y se lo envías a tu jefe el miércoles, eso sería un exceso de entrega.

Sin embargo, es mejor utilizar esta estrategia sólo de vez en cuando. Si se excede con demasiada frecuencia, puede resultar contraproducente y causarle estrés. Por ejemplo, en el trabajo, puede poner el listón demasiado alto si suele excederse. Sus compañeros pueden llegar a esperar más de lo que usted puede dar de forma realista.

20. Hacer cumplidos sinceros

A la gente le gusta que la aprecien y que la hagan sentirse bien consigo misma. Un cumplido puede hacerte memorable.

Por regla general, es mejor elogiar a alguien por sus habilidades, talentos, logros o estilo que por su aspecto. Halagar la cara o la figura de alguien puede hacerte parecer espeluznante o inapropiado.

He aquí algunos ejemplos de cumplidos adecuados que podrían dejar una impresión positiva y duradera:

  • "Haces unas tartas impresionantes. ¡Tienes un don para hacer postres!"
  • "Tu charla fue genial. Hiciste que las cosas complicadas fueran realmente fáciles de entender".
  • "Siempre llevas los sombreros más chulos".

No exageres; si haces muchos cumplidos, puedes parecer poco sincero.

21. Lleva un accesorio emblemático

Un accesorio llamativo no sustituye a unas buenas dotes sociales o a una personalidad interesante, pero puede ayudar a distinguirte de los demás.

Aquí tienes algunas cosas que podrías llevar y que pueden hacerte más memorable:

  • Una bufanda o un gorro de colores vivos
  • Una joya atrevida o un reloj original
  • Un par de gemelos distintivos
  • Un par de zapatos fuera de lo común

Un accesorio o una pieza de joyería también pueden dar pie a conversaciones interesantes y memorables. Por ejemplo, si alguien le hace un cumplido por un broche vintage que heredó de su abuela, podríais acabar hablando de joyería en general, de tendencias de la moda en distintos periodos de la historia o de lazos familiares.




Matthew Goodman
Matthew Goodman
Jeremy Cruz es un entusiasta de la comunicación y un experto en idiomas dedicado a ayudar a las personas a desarrollar sus habilidades de conversación y aumentar su confianza para comunicarse de manera efectiva con cualquier persona. Con formación en lingüística y una pasión por las diferentes culturas, Jeremy combina su conocimiento y experiencia para proporcionar consejos prácticos, estrategias y recursos a través de su blog ampliamente reconocido. Con un tono amigable y familiar, los artículos de Jeremy tienen como objetivo capacitar a los lectores para que superen las ansiedades sociales, establezcan conexiones y dejen impresiones duraderas a través de conversaciones impactantes. Ya sea navegando en entornos profesionales, reuniones sociales o interacciones cotidianas, Jeremy cree que todos tienen el potencial para desbloquear su destreza comunicativa. A través de su atractivo estilo de escritura y consejos prácticos, Jeremy guía a sus lectores para que se conviertan en comunicadores seguros y articulados, fomentando relaciones significativas tanto en su vida personal como profesional.